Javier Bárcenas

Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, señaló que es de celebrarse la aprobación del dictamen que crea la Guardia Nacional, que será de mando civil, pese a que existen opiniones divididas.

“Hay opiniones divididas, por supuesto, lo cual es parte de la colectividad. Y sí, yo creo que hay que celebrar que sea un mando civil”, dijo en entrevista con medios de comunicación, al término de la firma de convenio de colaboración entre la Cámara de Diputados y la Universidad Nacional Autónoma de México.

Graue Wiechers, afirmó que la preservación constitucional de la autonomía universitaria es crucial para responder de manera indefectible a la nación y a la sociedad.

“Son ya muchos años de consolidación del concepto de autonomía, desde que el Estado y los legisladores reconocieron en las universidades la importancia de su autonomía y relevancia para transformar a la sociedad, investigar, modificar la verdad y formar conciencias libres”.

Agradeció las distintas manifestaciones de legisladores hacia la UNAM, dándole la certeza de que la fracción séptima del artículo 3º constitucional pasará inalterada en el proceso de discusión de este precepto.

Destacó “hoy firmaremos dos convenios entre la LXIV Legislatura y la UNAM. El primero busca establecer las condiciones para realizar y apoyar investigaciones, análisis y encuestas sobre temas legislativos, así como estudios jurídicos y financieros que puedan estar fundamentados en la evidencia científica y académica, a fin de apoyar las tareas de la Cámara de Diputados”.

“La Universidad apoyará con toda su capacidad estas labores. Nos ilusiona, por supuesto, la idea de crear un instituto, para poder apuntalar estas funciones”.

Por otra parte, explicó que ese mismo convenio permitirá que aquellos servidores públicos y legisladores que estén inscritos en algún programa académico de la UNAM, puedan, eventualmente, gestionar dentro de la normatividad vigente, la regularización de aquellos que tengan problemas con su situación formativa.

El segundo convenio, abundó, tiene la intención de sumar esfuerzos para crear mesas de trabajo que fortalezcan políticas hacendarias y de gasto público, que se abordarán a la brevedad, en el análisis de una reforma fiscal y de las haciendas públicas de los estados de la Federación.

Entregó al presidente de la Mesa Directiva una propuesta elaborada por más de 200 expertos y suscrita por 70 instituciones científicas y de innovación, que sintetiza las principales propuestas y aspiraciones para consolidar esta área tan necesaria para el desarrollo.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aseguró que para resolver el problema del sistema fiscal de la Federación, no hay otra solución más que conformar una nueva convención nacional en la materia.

Explicó que el 32 por ciento de ingreso público que capta la Federación, 19 por ciento va a los estados y 4 o 5 por ciento a los municipios, lo cual es un verdadero desastre. “Las entidades y los ayuntamientos viven de las famosas prerrogativas o participaciones, que son casi de mendigo”.

Muñoz Ledo sostuvo que “necesitamos más universidad en el parlamento y más acceso a los debates políticos de modo sistemático y con mayor detalle de las casas de estudio”.

Recordó que “todos los cursos que he dado en las facultades tienen que ver con el sistema político mexicano, con el derecho constitucional, con la reforma del Estado, todos sin excepción; entonces, ha habido un intercambio desde hace mucho tiempo”.