El líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas, informó a trabajadores que con las recién aprobadas reformas en materia laboral, hoy tienen motivos para festejar, porque han ganado el poder de decir quién sea su dirigente y éstos rendir cuentas de las cuotas.

En inusual conmemoración del Día Internacional del Trabajo, que dejó atrás desfiles o marchas y hasta acarreados para celebrar a los trabajadores con sus familias, el también diputado priista sostuvo que este miércoles se conmemora la lucha de que se logró tener horarios de ocho horas de labores, salario mínimo y vacaciones, entre otras conquistas.

“Pero también quiero informarles que se acaba de reformar una Ley Federal del Trabajo y ¿saben a quién beneficia y quiénes ganaron? Los trabajadores. Los dirigentes sindicales tienen un papel, pero el papel más importante que juegan hoy en adelante son los trabajadores”.

Afirmó que ellos tienen el poder de decidir quiénes van ser sus líderes sindicales, “ustedes tienen el poder de revisar el contrato colectivo de trabajo, lo que les gusta o afecta, ese poder lo tienen”.

González Cuevas advirtió que además pueden decir en qué sindicato quieren estar, “ese poder lo tienen los trabajadores. Los que estamos al frente tenemos que rendir cuenta de las cuotas sindicales, en qué se invierten y en qué se destinan”.

Hoy es un día para festejar “porque los trabajadores no hace mucho años ganaron y hoy vuelven a ganar”, mencionó.

Agregó que en el Congreso se aprobaron esas leyes en beneficio de los trabajadores y se comprometió a informar en cada centro trabajo lo que contiene la normatividad.

Mientras daba su discurso, los trabajadores con sus familias disfrutaban un día de campo, con juegos inflables y teatros infantiles, así como un stand de empresas ligadas a esa central obrera para promocionar sus productos o servicios.

En la Deportiva Magdalena Mixhuca, hacían filas para ingresar y disfrutar gratis los juegos para sus hijos e incluso ingresar a la casa del terror o jugar gotcha.