El subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Jesús Seade Kuri, aseguró que 95 por ciento de las pequeñas y grandes empresas, así como de las asociaciones de consumidores en Norteamérica, apoyan el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Sin embargo, comentó que los tiempos van en contra de su ratificación, porque el calendario electoral en la Unión Americana se acerca y podría traer mayores complicaciones.

“Si no hubiera un calendario que avanza no me preocuparía, pero yo creo que va a salir, porque tiene un inmenso apoyo popular de los sectores productivos, por lo que sería casi impensable que no pasara”, destacó.

No obstante la aprobación que existe por el tratado, Seade Kuri reiteró su preocupación por el transitar del tiempo y “mientras siguen con sus round de sobra, se acercan las fechas límites y si no sale antes de agosto, se hace más complicado en el otoño”.

Señaló que el plan “B”, es que la Cámara Baja, donde hay más pugnas políticas entre demócratas y republicanos, lo saque antes de julio, lo que permitiría que el Senado lo trabaje en otoño y ahí no hay el problema político que hay con la Cámara de Representantes.

“No hay que exagerar tampoco, no es necesario que salga en julio, aunque sería lo deseable”, consideró.

En resumen, subrayó, la preocupación es que los tiempos corren y allá están atorados en poner más exigencias, a veces ni bien formuladas ni justificadas, porque la reforma laboral que aprobó el Congreso mexicano, significó una verdadera revolución y es muestra del compromiso del gobierno federal para sacar adelante el T-MEC.

Entrevistado en las instalaciones de la Cancillería, en el marco del Foro Canadá México; Ciencia, Tecnología y Desarrollo; el Nexo Academia-Empresas, Seade Kuri aclaró que la reforma laboral fue un tema que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador quiso impulsar en el T-MEC.

Fuente: NTX