Al cierre de 2018, México contaba con 88 millones 285 mil 740 líneas de Banda Ancha Móvil (BAM), cifra 8.9 por ciento mayor al dato registrado en diciembre de 2017, cuando el país tenía 81.1 millones de líneas.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) indicó que del total de líneas de BAM, 64.9 millones están en modalidad de prepago, lo que representa un aumento de 7.0 por ciento frente al cierre de 2017, y 23.3 millones en pospago, 14.3 por ciento más que en diciembre del año previo.

De acuerdo con el organismo, al cierre de 2018, el tráfico a través de redes de cuarta generación (4G) representó 70.5 por ciento del total, mientras que el que se transfirió por redes 3G fue de 29.2 por ciento y en 2G, de 0.3 por ciento.

De diciembre de 2013 al cierre de 2018, la teledensidad de este servicio pasó de 29 líneas por cada 100 habitantes, a 71 líneas por cada 100 habitantes.

Por otra parte, de acuerdo con el Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del Ifetel, al cierre de 2018, México cuenta con 18 millones 478 mil 88 accesos de Banda Ancha Fija (BAF), cifra 8.0 por ciento mayor al dato registrado en diciembre de 2017, cuando el país tenía 17.1 millones de accesos.

Para el mismo periodo, del total de líneas de BAF, 16.09 millones fueron accesos residenciales, lo que representa 87.1 por ciento del total, frente al 12.9 por ciento de accesos no residenciales, equivalentes a 2.38 millones.

Según el Ifetel, al cierre de 2018, el número de accesos mediante fibra óptica representó 20.1 por ciento, con 3.72 millones; mientras que los correspondientes a cable coaxial y DSL fueron de 38 por ciento y 38.8 por ciento, respectivamente.

De diciembre de 2013 al cierre de 2018, la penetración de este servicio pasó de 41 a 54 accesos por cada 100 hogares, es decir, 32 por ciento más; la tasa de crecimiento en la teledensidad de este servicio entre el cuarto trimestre de 2017 y el cuarto trimestre de 2018 fue de 6.0 por ciento.

Cabe destacar que, de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de junio de 2017 a junio de 2018, México fue el segundo país con mayor crecimiento de la penetración del servicio BAF, con un incremento de 7.1 por ciento anual.

Así, el promedio de crecimiento en la OCDE fue de 2.8 por ciento y en Estados Unidos fue de 1.7 por ciento; México sólo fue superado por Turquía, con una tasa de crecimiento de 13.4 por ciento, mientras que el tercero y cuarto lugar lo ocuparon Australia y Eslovaquia, con 6.6 por ciento y 6.3 por ciento, respectivamente.

Fuente: NTX