La senadora Beatriz Paredes Rangel pidió que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se pronuncie con claridad sobre el caso de Baja California es decir, que emita una posición oficial como ya lo hizo como ministra en retiro, sobre la decisión del Congreso de esa entidad de ampliar de dos a cinco años el periodo del gobernador electo, Jaime Bonilla.

La secretaria de la Comisión de Gobernación en el Senado de la República, señaló que dicha acción del Congreso local es “un acto violatorio de la Constitución de ese estado”, pues es también un hecho ilegal e inadmisible las reformas al marco normativo constitucional».

En un comunicado, destacó que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión ya fijó posicionamiento avalado por todos sus integrantes, cuya representación está conformada por diputados y senadores de todos los partidos políticos y cuyo voto favorable fue emitido de forma unánime ante esta acción inadmisible del Congreso local de Baja California.

Según la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se trata de una recomendación categórica, contundente, en el marco de sus facultades políticas, pero recordó también que existen otras atribuciones de carácter jurídico mucho más consistentes, mucho más rígidas.

Advirtió que si quienes manipularon este proceso no son capaces de reflexionar, es muy probable que se llegue a extremos no deseables, por lo que no permitirá «que se realicen estos artilugios para modificar el marco de Derecho establecido. Por eso, llamo a la responsable de la política interna del país a pronunciarse de manera oficial y dejar clara su posición en este caso”.

Respecto a las declaraciones del subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, quien se manifestó también a título personal a favor de las modificaciones constitucionales, comentó que dicho funcionario “está absolutamente desinformado.

“Seguramente esa declaración la hizo en momentos de profunda distracción que incluso le mereció un desmentido por la exministra Sánchez Cordero”, enfatizó Paredes Rangel.

Sostuvo que los cambios legales de ninguna manera pueden ser retroactivos, “acciones como esta son una falta de respeto al sentido común, y sobre todo al marco constitucional que nos rige, a la vida de la legalidad con la que deben conducirse los gobernantes y los dirigentes políticos”.

En entrevista por separado, la senadora con licencia y dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, informó que continúa el proceso para la expulsión de los diputados locales de su partido que avalaron esta reforma a la Constitución local, y que en estos días se decidirá.

Indicó que en el partido tricolor se tiene preparada la acción de inconstitucionalidad contra esas reformas, y que en cuanto se publique, ya se podrá impugnar ante la Suprema Corte de Justicia de la Nacional (SCJN)

“Estamos convencidos de que es inconstitucional esta acción que tomó el Congreso de Baja California”, concluyó.

Fuente: NTX