El Gobierno de la Ciudad de México realiza las investigaciones para fincar responsabilidades por los destrozos a comercios y vía pública en la marcha de familiares de los normalistas de Ayotzinapa.

En un comunicado, condenó los hechos en los que responsabilizó a un grupo de menos de 100 personas encapuchadas que se mezclaron con transeúntes y participantes de dicha manifestación.

Por ello, afirmó que la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Procuraduría General de Justicia (PGJ) realizarán las investigaciones conducentes para identificar a los responsables de destrozos en comercios y vía pública.

Afirmó que durante la marcha que llegó al Zócalo elementos de la Unidad Táctica de Auxilio a la Población (UTAP) de la SSC “se acercaron” para evitar mayores daños y proteger a la ciudadanía.

El Gobierno de la Ciudad de México también reprobó los hechos que atribuyó a un grupo minoritario que no representa al movimiento de los padres de los normalistas de Ayotzinapa, “el cual públicamente condenó y se deslindó de la violencia”.

Afirmó que la capital del país se ha caracterizado por tener movilizaciones pacíficas.

Fuente: NTX