La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, afirmó que México no puede intervenir en la decisión que tomó Estados Unidos para retornar a connacionales que solicitan asilo en aquel país y que serán retornados a Guatemala.

Entrevistada al concluir la 31 reunión de embajadores y cónsules de México en el mundo, la diplomática explicó que al ser un proceso migratorio estadounidense, las autoridades mexicanas no pueden tener injerencia, incluso, por confidencialidad, se desconoce el número de solicitantes de asilo.

“Lo que no podemos hacer, es nosotros intervenir en un proceso de asilo. No sabemos simplemente, ni siquiera tenemos los números exactos de los solicitantes de asilo, porque todos los procedimientos de asilo son confidenciales en todos los países del mundo”, explicó al término del acto en el que estuvo presente el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con la embajadora, ya establecieron contacto con el Gobierno de Estados Unidos que, en conjunto, y sin consultar a México, acordaron el regreso de connacionales a tierras guatemaltecas.

Además, reiteró la postura de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de manifestar el desacuerdo sobre la medida que se calcula afectará a unos 900 solicitantes a partir del mes de febrero.

La diplomática precisó que dependerá de los connacionales que están en proceso de asilo no ser retornados a Guatemala y pidan que se les regrese a México.

“Quiero decir a los mexicanos que tienen, y que ojalá regresen a este país que se les va a ir dando la paz y tranquilidad que ameritan y merecen”, enfatizó.

La detención de esa medida, reiteró, “dependerá mucho de lo que los mexicanos que están en el proceso. Si los mexicanos no quieren ir a Guatemala y prefieren regresar a su país, como esperamos que sea, se detendrá la medida por sí misma”.

Fuente: NTX