El presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un nuevo llamado a la unidad y pidió dejar la confrontación de lado para encarar los retos de la transformación del país, luego de que hubo abucheos al gobernador Javier Corral.

Esto luego que el mandatario estatal fue abucheado en varias ocasiones por los asistentes a un acto, quienes lo llamaron mentiroso y pedían su salida.

“¡Fuera! ¡Fuera!”, le gritaron cuando daba la bienvenida al presidente a un evento en el gimnasio del Colegio de Bachilleres de Ciudad Juárez.

“Aquí tenemos buena coordinación con Javier Corral, gobernador de Chihuahua, ¿no les parece?”, preguntó el mandatario. “¡No!”, respondieron al unísono los asistentes.

“Yo no estoy de acuerdo con ustedes”, señaló el mandatario quien pidió dejar atrás las pasiones y actuar por México. “Unirnos todos, nada ganamos estando peleando”, apuntó.

En un foro al que acudieron activistas que se oponen a la construcción de una mina de cobre a cielo abierto, el mandatario reafirmó que nunca emprenderá acción alguna si el pueblo se opone.

Dijo que la secretaria de Economía, Graciela Márquez, atenderá personalmente las peticiones y garantizó que la obra no se llevará a cabo, lo que provocó el júbilo de los asistentes.

“En el caso de la mina de Samalayuca, aquí está la Secretaria de Economía que se va a quedar a hablar con ustedes. No se va a hacer nada en contra de la voluntad del pueblo. ¿Qué decía Juárez? Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, dijo López Obrador a los asistentes.

El mandatario federal asistió a Juárez a anunciar avances en la entrega de programas sociales. Detalló que en esta ciudad fronteriza se están realizando acciones de mejoramiento urbano donde se han destinado más de 600 millones de pesos.

También se anunció que el programa Sembrando Vida se implantará en el estado, por lo que se convocarán a 20 mil campesinos para que trabajen 50 mil hectáreas. Se especificó que se busca generar producción necesaria para el consumo y después su comercialización.

Fuente: NTX