El Gobierno de México reiteró su compromiso a favor de una migración segura, ordenada y regular, con pleno respecto a los derechos humanos.

Lo anterior, con respecto a los sucesos que se presentaron al mediodía de este lunes cuando migrantes centroamericanos, en su mayoría provenientes de Honduras, comenzaron a entrar a territorio mexicano a través del Río Suchiate, sin cumplir con los requisitos de ley. 

Esto, luego de que los dirigentes de la caravana tuvieron la respuesta de la administración federal, en el tenor de permitir el ingreso y tránsito de las personas migrantes siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos en la Ley de Migración, y que se atendería cada caso. 

Pese a que una parte del contingente cruzó las aguas del afluente en compañía de niños y grupos vulnerables, otro grupo, de hombres en su mayoría, arrojó proyectiles contra los elementos de la Guardia Nacional destacados en el Puente Internacional Rodolfo Robles. 

De ahí que Agentes Federales de Migración trasladarán a las estaciones y estancias migratorias a toda personas extranjera que no acredite su estancia regular, se resolverá su situación jurídica y en su caso, se realizará el retorno asistido a su país de origen. 

Fuente: NTX