Luego de que ayer un grupo de padres de niños con cáncer protestó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) por un presunto desabasto de medicamentos contra este padecimiento, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se tienen las medicinas y que de ser necesario se conseguirán en el extranjero.

“Como se presentó la protesta es menester informar lo que está pasando. Decirle a la gente que tenemos resistencias porque había mucha corrupción en el sector salud y estamos limpiando y por eso estás reacciones muy lamentables, no estoy culpando a los padres, mucho menos a los niños.

“Nosotros tenemos la responsabilidad de que no les falten medicamentos, que no le falte a nadie la atención médica”, refirió el mandatario federal durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Agregó que con el combate a la corrupción en el sistema de salud se afectaron intereses de algunas personas que “no quieren dejar de robar”, pero pese a eso se garantizará la atención, medicamentos y la futura gratuidad en los servicios.

“Los que no quieren dejar de robar presionan y piensan que de esa manera vamos a dar marcha atrás en combatir la corrupción, (pero) no vamos a ceder. Atenderemos todas las demandas (…) Vamos hacia adelante, no va a haber falta de medicamentos, no hay desabasto en el caso de los niños con cáncer y no va a haber, aunque los tengamos que comprar en otros países del mundo, nunca van a faltar, tenemos presupuesto suficiente y medios para que no falten”, enfatizó.

A su vez, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que la incidencia de cáncer infantil en México es de 7 mil casos al año, esto porque ayer durante las manifestaciones se afirmaba que había miles de casos sin medicamentos.

“Precisemos, estamos hablando que en México la incidencia de cáncer infantil es alrededor de 7 mil casos por año. La mitad de ellos son leucemias, me estoy refiriendo al cáncer infantil, y la mitad de los casos de leucemias agudas se atienden principalmente en dos hospitales que son el Instituto Nacional de Pediatría y el Hospital Infantil de México ‘Federico Gómez'”.

Aseveró que cada caso es importante, es una experiencia de dolor para los pacientes y sus familias, por lo expresó su total simpatía, respeto, apoyo y compromiso con ellos, “pero sí es muy importante cuando estamos hablando de este problema, respecto al número de casos”, acotó.

López-Gatell agregó que el mercado de los medicamentos para niños con cáncer está muy concentrando, incluso a nivel internacional donde sólo dos empresas los producen, una en China y otra en India. Se registra un desabasto y una de las empresas que producía las sustancias dejó de producir la mitad de lo que sacaba al mercado, comentó.

“La empresa de China sufrió problemas en su capacidad de producción y la mitad de la producción mundial de los medicamentos oncológicos principales, estamos hablando de vincristina, de ciclofosfamida y de ifosfamida, ya no se producen con la suficiencia necesaria, por lo que se encarecieron y se concentraron”, explicó.

Ante este escenario expuso que el Gobierno de México decidió previamente abastecerse de los medicamentos oncológicos desde la mitad del año pasado para así evitar que la administración no fuera chantajeada por la farmacéutica PiSA que en México controla el reparto de este tipo de medicinas.

“Nosotros decidimos comprar los medicamentos y que no estuviéramos sujetos a lo que el jueves pasado llamé chantaje y presión de una empresa monopólica en México que es la que tiene contratos de farmacias con la mitad de los hospitales federales”, expresó.

Sobre la citada empresa farmacéutica, el presidente López Obrador afirmó que ésta buscaba seguir teniendo el control del abasto de medicamentos, y adelantó que en breve darán resultados de las investigaciones que realizó la Secretaría de Función Pública (SFP).

Fuente: NTX