El juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna dejará los casos que venía llevando, incluido el de la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, mismos que serán distribuidos a otros impartidores de justicia.

Ello, debido a una rotación que se hace el primer día hábil de cada año, por el que se cambian a quienes ocupan los puestos de jueces administradores en los centros de justicia de la nación.

“Los Centros de Justicia Penal Federal (CJPF) tienen una regulación específica en la cual se prevé la función de un Juez Administrador para cada CJPF”, explicó el Consejo de la Judicatura Federal.

Detalló que la designación de la figura de juez administrador se da mediante un procedimiento que establece que los jueces de distrito especializados en el sistema penal acusatorio fungirán como administradores del centro de su adscripción de forma anual, rotativa y conforme al año calendario, o durante el lapso que determine el pleno del CJF.

Es decir, a cada juez le toca ser administrador un año y se rotan entre los jueces de control y enjuiciamiento.

Tal procedimiento se encuentra descrito en el Acuerdo General 36/2014, actualmente vigente, del Consejo de la Judicatura Federal y su correspondiente modificación publicada en el Diario Oficial de la Federación.

Con ello, el juez que proseguirá con el proceso de Rosario Robles se determinará al azar y será asignado en la próxima audiencia de la exfuncionaria federal.

El equipo jurídico de la exfuncionaria acusó en diversas ocasiones a Delgadillo Padierna de que su actuación no ha sido imparcial, ha sido ilegal y con ánimo de animadversión ante su parentesco con la diputada Dolores Padierna Luna.

Fuente: NTX