La directora de análisis económico-financiero de Banco Base, Gabriela Siller, consideró que el estancamiento de la economía mexicana podría extenderse hasta la primera mitad de 2020, año en que podría registrar un crecimiento de entre 0.2 y 0.7 por ciento.

En conferencia de prensa, la especialista de la institución financiera consideró que lo malo de la baja en inversión fija bruta registrada en el país es que hacia el futuro acota el crecimiento económico, porque no se puede tener un mayor crecimiento económico sin inversión y eso genera un círculo vicioso.

Si el gobierno empieza a gastar desde un inicio de este año puede hacer que la economía empiece a dar vuelta más rápidamente, particularmente si ese gasto es en la parte de inversión fija.

En este sentido, Siller dijo que si el gobierno federal no registra un subejercicio en el gasto público es posible que la economía mexicana logre un crecimiento de alrededor de 0.7 por ciento este año.

Opinó que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) ya no será un determinante para el crecimiento de México, pero sí lo será el factor de riesgo que se tenga, así como el gasto de gobierno y de forma más marginal las tasas de interés del Banco de México (Banxico)

“Los proyectos estrellas en 2019 generaron un tanto de certidumbre, creemos que este año ya no se va hablar tanto, pero se necesitan proyectos adicionales para un mayor crecimiento económico y se disipe el estancamiento”.

La analista consideró por último que el consumo puede empezar a reportar una mayor tasa de crecimiento este año, pero no inmediatamente, sobre todo después de que se crearon pocos empleos formales el año pasado.

Fuente: NTX