En un contexto de incertidumbre de los inversionistas por el coronavirus, lo que ha provocado la toma de utilidades, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con su mayor caída desde el 17 de diciembre de 2018, al terminar con una baja de 2.23 por ciento, en línea con los indicadores bursátiles de Estados Unidos.

Al cierre de operaciones, el principal indicador del mercado accionario local, el S&P BMV IPC, terminó en 44 mil 134.39 unidades, lo que significó una baja de mil 7.23 puntos, la más fuerte en lo que va del año y la más importante desde finales de 2018, cuando concluyó con un retroceso de 2.35 por ciento.

Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, explicó que la reacción de los inversionistas ante las noticias del coronavirus ha sido suficiente para la toma de las utilidades que reportó la bolsa en semanas pasadas.

“Realmente ese tipo de cosas se controlan y sus efectos son temporales, pero cuánto tiempo puede durar y qué tan fuerte puede llegar, eso no sabemos y mientras eso pasa, van tomando utilidades”.

En una entrevista con Notimex, el analista bursátil explicó que hasta que no se vean información de una contención de la enfermedad, seguirá la inquietud en los mercados.

Sin embargo, confió en que como es temporada de reportes financieros de las empresas, tanto en México como Estados Unidos, las noticias de éstas ayuden al mercado, así como del tipo de cambio.

El tema no es “fundamental” ni para el mercado mexicano ni para el estadounidense, pero a lo mejor sí le afectará a la economía China, pero no a las demás, dijo Gordillo Arias, quien añadió que a los inversionistas esta noticia les llegó en un buen momento para tomar utilidades, esperar reportes y montarse en las empresas que les justifiquen.

Para Banco Base, el mercado de capitales inició la semana con un fuerte episodio de incertidumbre a nivel global, después del desarrollo del brote de coronavirus en China, que hasta la fecha ha infectado a más de dos mil 700 personas y causado la muerte de más de 80.

Explicó que usualmente en el caso de epidemias, el desempeño económico se ve fuertemente afectado, particularmente el turismo, el consumo y la actividad industrial.

En los mercados financieros, esto se traduce a pérdidas en el mercado de capitales y a una fuerte disminución de los precios de los commodities industriales, como el petróleo.

De esta manera, en este primer día de sesiones de la última semana de enero participaron 107 emisoras de las cuales 11 ganaron, 91 perdieron y cinco se mantuvieron sin cambio. El volumen operado fue de 203.5 millones de títulos por un importe de seis mil 694.4 millones de pesos.

Entre las empresas ganadoras estuvieron Fibra Plus, con 9.09 por ciento, seguida por la minera Fresnillo, con 3.37 por ciento; mientras las que reportaron las mayores bajas fueron la química Alpek, con 10.51 por ciento, y Fibra Hotel, con 6.44 por ciento.

Por su parte, el FTSE BIVA de la Bolsa Institucional de Valores (Biva) cerró en 906.62 unidades, lo que significó un retroceso de 2.18 por ciento.

En Estados Unidos, los principales indicadores de Wall Street concluyeron a la baja, el Dow Jones con 1.57 por ciento, el Nasdaq con 1.89 por ciento y el Standard & Poor´s 500 con 1.57 por ciento.

Fuente: NTX