Los autodenominados Grupos Parlamentarios de Contención, integrados por legisladores de ambas cámaras rechazaron la Iniciativa del Ejecutivo federal de modificar Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria porque “vulnera el orden constitucional y la división de poderes”.

Las y los 26 diputados y senadores de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Movimiento Ciudadano y Revolucionario Institucional integran la Comisión Permanente para el periodo extraordinario de sesiones que se pondrá a discusión este viernes y con el cual no están de acuerdo.

Reiteraron su llamado a establecer un Gran Acuerdo Nacional “que congregue los esfuerzos de todos los sectores y de toda la ciudadanía”, con el objetivo de atender los efectos sanitarios y económicos de la pandemia provocada por el COVID-19.

En un comunicado, los senadores integrantes de dichas bancadas reiteraron su postura contra el planteamiento de modificación de la citada ley, enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Cámara de Diputados, y que deberá discutirse en un periodo extraordinario de sesiones si es aprobado por las dos cámaras este viernes.

La propuesta legislativa -aseguran-, atenta contra una de las facultades legislativas más importantes, la de decidir y supervisar, como representantes de la ciudadanía, la asignación y el ejercicio del presupuesto de la Nación.

Además, consideraron que no propone ninguna medida dirigida a contener la caída de los ingresos presupuestarios, los cuales podrían disminuir por más de 700 mil millones de pesos.

“Ante la profunda crisis de salud y económica que se avecina, la iniciativa plantea una propuesta que vulnera el orden constitucional y los principios de división de poderes, de gasto con criterios federalistas, de transparencia en el ejercicio de los recursos públicos y de rendición de cuentas con base en autorizaciones sujetas al control de la gestión gubernamental”.

De acuerdo con los legisladores, “resulta evidente que en la emergencia presente las prioridades son esencialmente la vida y la salud de la población, los ingresos de las familias y la preservación de las capacidades para reactivar la economía, y no el otorgamiento de poderes extraordinarios al presidente de la República para la disposición y la asignación de los recursos públicos de la Federación”.

Por ello, advirtieron que no apoyarán la celebración de sesiones extraordinarias que tengan como objetivo preconcebido la aprobación de esta iniciativa de modificaciones a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

“Aprobarla representaría un claro retroceso en nuestro orden jurídico, no sería un acto de responsabilidad ante las generaciones presente y venideras y significaría regresar a un autoritarismo que desdeña el Estado democrático de derecho”.

México necesita que los Poderes de la Unión, junto con la sociedad a la que servimos, trabajemos con base en el diálogo constructivo y propositivo para hacer frente a los grandes retos que ha develado esta pandemia. Reiteramos el llamado a actuar con responsabilidad y dejar a un lado los cálculos políticos y los intereses particulares, apegados al orden constitucional que nos rige, abunda el documento.

Nuestro objetivo común debe ser enfrentar esta crisis sanitaria y económica con unidad, inteligencia, responsabilidad y colaboración, puntualiza.

Fuente: NTX