Los alumnos del Internado Médico de Pregrado del Instituto Politécnico Nacional (IPN) podrán reincorporarse de manera voluntaria a las instituciones de salud del país, a partir del 11 de mayo; sin embargo, no se asignarán a servicios médicos de alto riesgo para COVID-19.

El Instituto señaló que para salvaguardar la seguridad de los médicos internos de pregrado que se integren a sus unidades hospitalarias, el IPN les proporcionará un kit de seguridad consistente en gafas, careta, cubrebocas, guantes, batas quirúrgicas y botas desechables.

En un comunicado, resaltó que a los alumnos no se les ubicará en los servicios médicos de alto riesgo para COVID-19, como urgencias, triage, cuidados intensivos y áreas de hospitalización para pacientes COVID-19.

Asimismo, los estudiantes que tengan alguna condición de salud considerada como factor de alto riesgo serán reasignados en servicios o unidades de medicina familiar.

El interno que sea sospechoso o presente síntomas de COVID-19, se le realizará la prueba correspondiente de manera gratuita bajo el procedimiento que el IPN ha dispuesto para tal efecto, agregó.

Finalmente, el Politécnico solicitó a los médicos internos de pregrado que durante las actividades hospitalarias apliquen todas las medidas de seguridad correspondientes.

Fuente: NTX