El acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) por la emergencia del COVID-19, tiene impactos negativos en 44 proyectos de generación de energía limpia ubicados en 18 estados del país, consideraron las asociaciones Mexicana de Energía Solar (Asolmex) y Mexicana de Energía Eólica (AMDEE).

De acuerdo con las agrupaciones, se trata de afectaciones a 28 plantas solares fotovoltaicas y eólicas que estaban listas para entrar en operación, más 16 proyectos en construcción, respaldados por más de seis mil 400 millones de dólares de inversión directa.

Asimismo, señalaron que las medidas previstas por el acuerdo implicarán, además, emisiones mensuales de más de 714 mil tonelada acuerdo tiene repercusiones directas en un gran número de proyectos del sector, que están listos para entrar en operación y en fase de construcción.

El pasado 29 de abril, el Cenace publicó con motivo de la pandemia de COVID-19, el acuerdo para realizar “acciones estratégicas de control operativo para fortalecer la confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional”, principalmente porque se han registrado fallas como resultado del bajo consumo eléctrico por la emergencia sanitaria y por la generación intermitente con energía renovable.

Fuente: NTX