El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) junto con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) despliegan acciones para la regeneración de vivienda abandonada, al señalar que desarrolladoras que hoy están en problemas “fallaron completamente a los mexicanos”.

Durante la conferencia vespertina de temas económicos, el director general del Infonavit, Carlos Martínez Velázquez, explicó que a la fecha se han firmado convenios de colaboración con los gobiernos de Ciudad Juárez, Mexicali, Tijuana y Tlajomulco de Zúñiga para recuperar hogares que fueron abandonados.

En el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el funcionario explicó que a través de un convenio se busca propiciar una regulación territorial más completa y responsable, además de promover la inversión y el mejoramiento del equipamiento urbano.

También se pretende diseñar planes integrales de acuerdo a las condiciones de cada municipio e implementar programas que ayuden a regenerar el tejido social.

Para ello, el Infonavit y la Sedatu establecen mecanismos para la elaboración de proyectos específicos para el desarrollo de centros urbanos ordenados y sostenibles.

El directivo dijo que se busca un mayor compromiso por parte de los municipios a fin de que garanticen la infraestructura básica, fortalezcan las capacidades de organización vecinal y mejoren el entorno en beneficio de los grupos más vulnerables.

Comentó que se trabajará con 88 municipios que han sido considerados como prioritarios y donde se encuentran el mayor número de viviendas abandonadas; siete de cada 10 se ubican en esos lugares.

“Hay que hacer responsables a los municipios a revisar su plan de desarrollo urbano”, dijo Martínez Velázquez.

Durante su participación, el funcionario dijo que durante años el modelo que se llevó a cabo por parte de algunas constructores fue uno que no tomó en cuenta el desarrollo urbano y construyó casas muy lejos, sin servicios.

Mencionó que empresas como Geo, Homex, Urbi y que hoy están en problemas “fallaron completamente a los mexicanos, tuvieron un quebranto a los ahorros de los trabajadores, pero también en la parte fiscal, porque estas casas se vendían con un subsidio”.

Recordó que desde 2013 se han puesto controles sobre las manchas urbanas y el Infonavit, desde el año pasado, prohibió cualquier otorgamiento de crédito en alguna zona de riesgo catalogada por el Atlas Nacional del Cenapred.

A su vez Agustín Rodríguez López, vocal ejecutivo del Fondo de Vivienda del ISSSTE (FovISSSTE), comentó que se buscará para este año otorgar mil créditos de esta modalidad y para ello dispondrá de 500 millones de pesos.

Mencionó que en la existencia de este programa se han dado 28 mil 211 créditos por un monto de nueve mil 913 millones de pesos a personas entre 45 y 75 años de edad, jubiladas y que durante su vida laboral no hayan ejercido el crédito.

Fuente: NTX