La Secretaría de Salud del Estado de México informa que al corte del 10 de mayo, en la entidad suman 5 mil 988 casos positivos a COVID-19, de los cuales, 2 mil 217 recibieron su alta sanitaria y mil 195 se encuentran en resguardo domiciliario, bajo vigilancia epidemiológica.
 
Asimismo, mil 448 están hospitalizados en nosocomios mexiquenses y 632 en otras entidades, 340 personas han muerto en diversos municipios y 156 han perdido la vida fuera de territorio estatal, además se contabilizan 6 mil 828 son casos sospechosos y 7 mil 160 han dado negativo al SARS-CoV-2.
 
Por lo anterior, y al cursar la Fase 3 de la pandemia, el llamado del titular de la dependencia, Gabriel O’Shea Cuevas, es seguir con las recomendaciones de la Jornada Nacional de Sana Distancia, la cual tiene como principal premisa mantenerse en casa, como la acción más importante para prevenir el contagio.
 
Asimismo, reiteró que es fundamental no bajar la guardia en lo que se refiere a las medidas de higiene, como el constante lavado de manos, adoptar el estornudo de etiqueta, sanitizar las áreas comunes en el hogar, evitar el saludo de beso, mano o abrazo y proteger a los grupos vulnerables como son los adultos mayores, las mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónico degenerativas.
 
El Secretario de Salud, subrayó que en caso de que sea indispensable salir, se debe utilizar cubrebocas, usar la mano no dominante para detenerse en el transporte público, de barandales o abrir puertas, además de mantener la sana distancia y utilizar gel antibacterial.
 
Por último, reiteró que se cuenta con dos líneas telefónicas, el 800-900-3200 para que la población en general acceda a información fidedigna sobre COVID-19; así como el 800-724-7269 para que el personal de salud denuncie agresiones en su contra o falta de equipo de protección.