El regreso a las actividades en la Ciudad de México no está garantizado para el 1 de junio, pues el desarrollo de la epidemia del coronavirus COVID-19 en la capital del país es evaluado constantemente, señaló este lunes la titular de la Secretaría de Salud local (Sedesa), Oliva López Arellano.

La funcionaria dijo que el seguimiento de los contagios es realizado por el gabinete de salud del gobierno federal y por el gabinete sectorial del Valle de México; este último es presidido por la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

“(La autoridad sanitaria) no está tomando una medida adelantada, lo que está haciendo es una evaluación diaria de cómo sería este posible comportamiento hacia finales de mes (mayo) y valorando todos los días las condiciones de lo que se ha llamado el desescalamiento”, indicó López Arellano.

Las medidas de reactivación serán evaluadas e implementadas a nivel de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), que incluye municipios del Estado de México e Hidalgo.

“Ahora no hay nada definido, hay una propuesta general de la Secretaría de Salud del gobierno de México, pero está trabajándose día a día, evaluando este comportamiento”, dijo López Arellano en una videoconferencia de prensa.

Sheinbaum ha dicho que en junio se prevé retomar las actividades para comenzar con la recuperación de la economía de las familias, con un regreso que sería escalonado para evitar un repunte en el número de contagios del coronavirus.

“Aun cuando tomamos las medidas a tiempo para prevenir contagios, estamos en condiciones de ir poco a poco abriendo para evitar que se desborde y que lo que hayamos hecho en el pasado no haya servido, que tengamos más contagios y rebasemos la capacidad hospitalaria”, señaló la jefa de gobierno el 7 de mayo.

“A partir de junio (estamos) viendo las condiciones para una situación normal”, agregó.

Fuente: expansión