La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que los países que actualmente relajan o levantan las medidas de confinamiento deben prepararse para nuevos brotes de COVID-19.

Durante la conferencia para informar la situación de la pandemia, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que la clave para proteger vidas y estimular la economía es el levantamiento “despacio y paulatinamente” del confinamiento.

“(Además de que) hay que hacerlo manteniendo la vigilancia para poder implementar medidas de control si se identifica un aumento de casos”, agregó.

Al respecto, el jefe del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, señaló que es incorrecta la idea de que la población ya infectada y recuperada haya desarrollado algún tipo de inmunidad.

“Los primeros estudios serológicos demuestran lo contrario: la proporción de gente con una enfermedad grave es una proporción grande de los infectados. El número total de infectados es mucho menor de lo que esperábamos. Eso significa que tenemos un largo camino por delante.

“Como ha dicho el director, esto es una enfermedad grave, es el enemigo público número uno. Lo hemos repetido una y otra vez. Tenemos que dar un paso atrás y recalcular esto. No es una enfermedad leve, debemos tomárnoslo en serio y poner en marcha las medidas necesarias”, apuntó.

En ese sentido, el especialista insistió en que países como China, Corea del Sur y Alemania no deben ser criticados por reportar nuevos casos, porque eso significa que siguen con la búsqueda y saben que el “virus sigue aquí”.

Fuente: NTX