El gobierno de Nuevo León suspendió cinco asilos por no cumplir con la reglamentación sanitaria, y representar un peligro para las personas de la tercera edad que ahí se resguardaban.

El secretario de Salud en la entidad, Manuel de la O Cavazos, señaló que estas casas de reposo pertenecen a los municipios de Monterrey, Guadalupe y San Nicolás.

“Qué tenían, pues no reúnen las condiciones de seguridad para cuidar adultos mayores; los adultos mayores deben ser atendidos por personal calificado, tener aviso de funcionamiento por la Secretaria de Salud, contar con responsable sanitario, un medico idealmente geriatra”, detalló.

“Deben tener, a los abuelitos y abuelitas, en condiciones consideradas como seguras, si llega a haber un brote que mantengan el distanciamiento social adecuado, que sean cuartos que cumplan esas características de servicios sanitarios, preferentemente no compartidos”.

El Secretario de Salud no quizo revelar con exactitud cuántas personas de la tercera edad se vieron perjudicadas con estas clausuras, ni a donde se les reubicó.

“La mayoría son asilos pequeños, que tienen entre 10 a 20 personas, no son asilos grandes”.

Estos establecimientos estarán cerrados, según dijo el Secretario, hasta que reúnan los requisitos que les exige la ley y posterior a una supervisión, podrían ser reabiertos.

Fuente: NTX