Tras diversas acusaciones hacia María Isabel Lugo, por la cancelación del pago de nóminas y servicios, la Comisión Nacional de Honor y Justicia (CNHJ) de Morena otorgó medidas cautelares a un grupo de dirigentes locales de este partido con lo cual se suspende temporalmente de su cargo a María Isabel Lugo, como encargada de las finanzas morenistas.

Hace algunas semanas Alfonso Ramírez Cuéllar, el líder de El Barzón y presidente provisional de Morena a nivel nacional, decidió desconocer a varios dirigentes locales del partido, entre ellos a los de Puebla, que son encabezados por Mario Bracamonte. Aunque al final nunca se les notificó oficialmente a los afectados, por tanto esa determinación no ha tenido efectos legales.

Posteriormente se mandó como delegado a Carlos Alberto Evangelista, quien aún inicio ofreció diálogo al grupo morenistas, de pronto dio un giro y desconoció a los dirigentes del partido, quienes hasta ahora siguen teniendo el reconocimiento oficial del Instituto Nacional Electoral, puesto que no se ha utilizado los canales legales para removerlos de sus puestos.

En esa actitud de Carlos Alberto Evangelista de excluir a todos los dirigentes del partido echó mano de María Isabel Lugo Chávez, quien empezó una purga al tomar el control del manejo presupuestal de este instituto político.

Entre finales de mayo y principio de junio, Lugo Chávez excluyó del pago de nóminas a Bracamonte y otros miembros de la dirigencia, junto con 12 trabajadores de Morena, además de mandar a clausurar la sede oficial del partido y desconocer los contratos de servicios y arrendamientos.

Sumado a ello, algunos miembros de esa agrupación indican que Lugo Chávez tendría otras dos amigas en la nómina de Morena, cada una de ellas con una percepción similar, de unos 30 mil pesos al mes.

Eso llevó a que los afectados presentaran recursos legales ante la CNHJ de Morena, bajo los siguientes argumentos:

María Isabel Lugo Chávez ya había renunciado a la Secretaría de Finanzas de Morena desde finales del año pasado, como condición para poder ocupar un cargo público en el gobierno municipal de Puebla.

Sin embargo, esta mujer ha seguido controlando las finanzas del partido, pese a que el estatuto de Morena prohíbe ocupar un puesto directivo en el partido y al mismo tiempo ser funcionario público.

En el caso de Lugo Chávez, está probado que cobra en la nómina oficial del ayuntamiento de Puebla y al mismo tiempo, se ostenta como la secretaria de Finanzas de Morena.

Por todo esto habrá una investigación y tendrá que haber un veredicto legal sobre la actuación de la secretaria de Finanzas quien temporalmente ha quedado suspendida de sus funciones.

Con información de La Jornada de Oriente