Francisco Chew, dirigente del Movimiento Social por la Tierra abordó el tema de las negociaciones sobre el pago de tierras en Santa Lucía en una entrevista.

La comunidad ha estado buscando que se le reconozca la posesión de 700 hectáreas como bienes comunes.

De acuerdo con las declaraciones el Gobierno tomó y adjudicó 128 hectáreas a la Sedena.

Finalmente Chew comentó que el gobierno debe reponer la tierra y si no pagarla a un precio justo y reiteró que seguirán respaldando a la comunidad.

La Sedatu señaló que “las 128 hectáreas restantes (que representan el valor de realizar los trámites de reconocimiento y escrituración) serían para la Secretaría de la Defensa Nacional y el Proyecto Aeroportuario”.

En una tarjeta informativa la dependencia informó que el 18 de junio se acordó con la comunidad de Xaltocan que en septiembre se iniciarían obras de mejoramiento urbano y que la Sedatu y la Comisión Nacional de vivienda tienen programado otorgar 400 apoyos extras para el mejoramiento y ampliación de viviendas.

Fuente: 24 horas