Emilio Lozoya Austin recibió en total 13 millones 400 mil dólares en sobornos, diez por parte de la empresa brasileña Odebrecht y 3 millones 400 mil dólares de Altos Hornos de México, y de acuerdo con lo establecido por la Audiencia Nacional de España, el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), no existe impedimento para que la Fiscalía General de la República (FGR) pueda acusarlo de otros delitos.

En el acuerdo de la justicia española se establece: “respecto al principio de especialidad, el mismo implica la prohibición de persecución por hechos distintos de los que motivaron la solicitud de extradición. Sin embargo, en el presente caso, el reclamado si bien inicialmente en la comparecencia no aceptó la entrega y no renunció al principio de especialidad, en el posterior trámite de alegaciones, interesando se conceda la extradición y se acuerde su entrega inmediata”.

Y refiere que en el escrito entregado por Emilio Ricardo Lozoya Austin, el “da su consentimiento expreso a ser entregado a las autoridades de los Estados Unidos de México renunciando al principio de especialidad, sin necesidad de ratificación”.

Lo anterior consta en el Procedimiento de extradición 05 /2020, que se desahoga en el Juzgado Central número 2, en Madrid, España, en donde se da cuenta que la FGR cuenta con la orden de aprehensión en la cual se señala que Lozoya Austin “antes de ocupar el cargo de Director General de Pemex, se comprometió con la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), representada por Alonso Ancira Elizondo, a conseguir que la entidad paraestatal le otorgase ilícitamente contratos de obra en el país, a cambio de una cantidad de dinero, que posteriormente el reclamado utilizó para la compra de un inmueble.

“De ese modo, entre los meses de junio a noviembre de 2012, AHMSA realizó cinco transferencias por importe de 3 millones 400.mil dólares a una cuenta bancaria en Suiza, titularidad de la mercantil Tochos Holding Limited, cuyo beneficiario en la fecha de su constitución era el reclamado (Lozoya Austin)”.

Por lo que se refiere a la segunda causa penal en contra de Emilio Lozoya, el documento judicial señala que la FGR cuenta con la causa penal 261/19, en la cual “el reclamado, que en el año 2009 ocupaba el cargo de Director del Foro Económico Mundial de América Latina, mantuvo múltiples reuniones con Luis Alberto de Meneses Weyll, director Superintendente de la empresa Constructora Norberto Odebretch S.A en México, al que aconsejaba sobe la manera de desarrollar negocios en dicho país.

“Posteriormente y hasta el año 2012, pasó a desempeñar el cargo de consultor para estructurar los programas de la mercantil, a la que facilitaba contactos con empresarios de distintos Estados de la República Mexicana, lo que dio como resultado que la empresa obtuviese diversos contratos de obra.

“A cambio de la ayuda prestada al Director Superintendente de Odebretch para su posicionamiento en los estados de Veracruz, Tamaulipas e Hidalgo, en el mes de marzo de 2012, el reclamado solicitó a aquel que realizase un pago a su favor para apoyar la campaña política del partido PRI, llevando a cabo la mercantil en los meses abril a junio y en noviembre de 2012 hasta ocho transferencias por un total de cuatro millones dólares a empresas Latin América Asia Capital Holding LTD y Zecapan S.A., vinculadas al reclamado o a su familia”.

Fuente: La Jornada