Una serie de decisiones implementadas por la administración “han mermado” la relación que se tenía con el sector privado, y ello lastra las perspectivas de crecimiento a largo plazo para el país, aseguró Citibanamex.

Es necesario que el gobierno del presidente Andrés Manuel López obrador muestre “mayor flexibilidad” en sus planes con el fin de restaurar el clima de inversión, consideró el área de estudios económicos de Citibanamex en un estudio sobre la situación económica de México al segundo trimestre del año.

La institución, precisó que lo más preocupante para las perspectivas económicas del país es el colapso de la inversión, pues ha tenido una tendencia decreciente desde 2017 y se ha acentuado a lo largo de la actual gestión.

“Lo que es más preocupante es que, aun si la inversión pública ha caído continuamente, el gobierno ha hecho anuncios e implementado medidas de forma recurrente que disminuyen la confianza empresarial”, precisó. 

De esta forma, Citibanamex anticipa que la inversión tenga una contracción de 22 por ciento este año y una recuperación de 4.5 por ciento el siguiente año. 

El banco recordó que a raíz de las políticas inadecuadas con respecto al manejo de la pandemia de Covid-19 y sus consecuencias económicas, el país tendrá una contracción económica de 11.2 por ciento este año.

“Consideramos que la caída sistemática de la inversión está vulnerando el potencial de crecimiento económico del país. Ahora estimamos que el crecimiento promedio del PIB entre 2022 y 2024 será de 2 por ciento”, y esto implica que el país retomará su ritmo de avance que se tenía en 2018 hasta 2025, reiteró.

“Ciertamente consideramos que existen riesgos al alza para esta perspectiva, especialmente después de la entrada en vigor del T-MEC el 1 de julio, toda vez que México podría beneficiarse de los conflictos comerciales incesantes entre Estados Unidos y China”, dijo el banco. 

No obstante, detalló, los riesgos a la baja “no son triviales, particularmente en lo que toca a un posible deterioro adicional del clima para la inversión o una recuperación más prolongada de la actividad en Estados Unidos”.

Pemex, “un pasivo contingente latente”

Citibanamex refirió que Petróleos Mexicanos (Pemex) persiste como un problema que lastra la economía local. Expuso que los últimos resultados financieros “fueron peores a los esperados”.

“Las pérdidas netas durante el primer trimestre de 562 mil millones de pesos, son en orden de magnitud mayor que en el mismo trimestre de 2019; de hecho, las pérdidas en los primeros tres meses de 2020 son superiores a las de todo 2019”, enfatizó. 

El área de estudios económicos precisó que los efectos iniciales del choque por Covid-19 y la caída de los precios internacionales del petróleo se reflejaron en los números de la compañía tanto en las cifras de producción como de ventas. 

“La compañía también destacó la necesidad de apoyo fiscal adicional durante el año, principalmente la anunciada reducción a la carga fiscal y la contribución de capital incluida en el Presupuesto 2020. Sin embargo, el ritmo de las pérdidas es tal que estimamos que Pemex necesitará más recursos del gobierno federal, convirtiéndose así en un pasivo contingente latente para la planeación presupuestaria”, sostuvo.

Fuente: La Jornada