A 120 días de haber comenzado el cierre de restaurantes en el país, estas unidades económicas luchan por sobrevivir, pues siete de cada 10 agremiados no está conforme con el servicio que ofrecen las plataformas digitales que han utilizado durante la contingencia sanitaria, de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

La encuesta nacional sobre la situación actual de ese sector señala que en 17 entidades, que equivale al 55 por ciento de los agremiados, el consumo aun opera bajo el esquema de servicio a domicilio y para llevar.

Las delegaciones de la Canirac en la diversas entidades del país observaron que 13 por ciento de los socios está inconforme con las plataformas usadas durante la contingencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

Casi 60 por ciento de los miembros señalaron que están muy insatisfechos con esta modalidad del servicio.

Respecto a las comisiones que cobran estas aplicaciones digitales, los asociados a ese organismo señalaron que una cuota aceptable sería de entre 10 y 15 por ciento. Entre las entidades que prefieren esta cantidad de cuota, destaca la Ciudad de México y el Estado de México, donde se encuentra la mayor parte de los agremiados de Canirac.

El resto de los encuestados comentó que una cuota de entre 15 y 20 por ciento sería suficiente, mientras que ninguno optó por un cobro de más de 20 por ciento por ticket de compra.

La Canirac apuntó que el futuro de más de 2 millones de familias sigue en riesgo, por lo que apeló a la sensibilidad de las plataformas digitales, el gobierno, servicios públicos como luz y agua, así como los arrendadores de los negocios.

Recordó que hasta esta fecha casi más de la mitad de los estados del país se encuentra en semáforo naranja y detalló que 35 por ciento de las entidades, que equivale a 11 estados, comenzaron a operar en junio, mientras que solo tres iniciaron antes y siete más nunca cerraron.

Actualmente los restaurantes en Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Morelos, Querétaro, Sinaloa, Tabasco y Zacatecas pueden operar en la mitad de su aforo.

Mientras que negocios localizados en otros 16 entidades, entre ellas Ciudad de México y Estado de México, pueden operar con una capacidad de entre 30 y 40 por ciento.

Fuente: La Jornada