La aeronave TP01 Boeing 787, conocida como el avión presidencial, aterrizó hoy en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), procedente del aeropuerto de Víctorville, California, luego de permanecer en ese lugar 19 meses.

El avión presidencial arribó a las 14:35 de este miércoles al ex Hangar presidencial, que se encuentra a un costado de la Terminal 2 del aeropuerto capitalino, luego de más de tres horas de vuelo. Ahí permanecerá hasta concluir su proceso de venta que está marcha.

Al lugar también ingresaron tres médicos de Sanidad Internacional, para revisar y tomar la temperatura a los tripulantes de la aeronave, como parte de los protocolos médicos, con el fin de descartar que presenten cualquier síntoma de coronavirus.

En la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que el proceso de compra de la aeronave avanza. “No se ha caído, incluso ya se recibió un anticipo” y no hay ningún problema, dijo, para entregarlo aquí o en Estados Unidos.

Adelantó que el próximo lunes la reunión del gabinete de seguridad y la conferencia matutina será en ese hangar, para cumplir el compromiso que hizo a los medios de comunicación de que conozcan la lujosa aeronave, que fue regresada a México por la Fuerza Aérea Mexicana, al concluir su mantenimiento en Victorville, California.

-¿Usted se va a subir? –se le preguntó.

-Pues a lo mejor, para ver como era la vida antes del cambio –respondió.

La aeronave llegó a México en 2016 y fue Enrique Peña Nieto quien lo estrenó en un viaje a Hermosillo, Sonora-

La primera vez que el avión presidencial llegó a México fue en febrero de 2016.

Entonces se informó que tendría una vida útil de 25 años. Si bien la nueva aeronave se adquirió en su momento para uso del Ejecutivo federal y estar adscrita al Estado Mayor Presidencial, la compra se hizo en anteriores sexenios con cargo al presupuesto de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), mientras pilotos y los gastos de mantenimiento y refacciones fueron asumidos por la Fuerza Aérea Mexicana (FAM).

Junto con su compra también se remodeló el hangar, para lo cual el gobierno destinó en 2015, 348.5 millones de pesos, para un total de 977.7 millones. En diciembre de 2018, el hangar presidencial cambió de nombre a Sexto Grupo Aéreo.

La aeronave tiene la capacidad de transportar hasta 80 pasajeros, 20 más que el anterior avión Presidente Juárez. Dispone de equipos en telecomunicaciones satelitales e Internet para recibir y transmitir información de forma permanente desde cualquier parte del mundo.

En su momento la Presidencia de la República informó que el costo real pagado en pesos por la totalidad de la aeronave con su equipamiento fue de 2 mil 952.4 millones.

El ex presidente Enrique Peña Nieto estrenó el avión también en febrero de 2016, cuando viajó a la ciudad de Hermosillo, Sonora, para encabezar el 101 aniversario de la FAM.

El Estado adquirió la aeronave en 2012, mediante un contrato suscrito por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y como arrendataria Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos ( Banobras), en su calidad de adquiriente y la Secretaría de la Defensa Nacional ( Sedena) como usuario final.

Fuente: La Jornada