Además que la reducción de su salario, los albañiles del nuevo aeropuerto Felipe Angeles que se construye en la Base Militar de Santa Lucía, en Tecámac, tienen que soportar las amenazas de sus superiores.

Este martes, el coronel Raúl Roldán, antes de que diera inicio la jornada laboral de las cuadrillas que conforman el Frente No. 19 de las obras aeroportuarias, les advirtió que “quien no esté conforme con el trabajo se puede ir a la hora que quiera”.

“Al fin, ya no los saqué de sus casas para que vinieran a trabajar”, les gritó a la trabajadores de la construcción, cuando le pidieron una nueva explicación de la reducción de su salario.

Apenas este lunes, al menos 50 alfeñiques realizaron una protesta por la reducción de su sueldo, de 3 mil 500 que les habían prometido a 2 mil 800 semanales.

“Hoy nos dio a la cara el teniente coronel Raúl Roldán, pero solo para regañarnos”, dijo otro de los albañiles, quien agregó que al mando militar le pidieron una explicación del porque se firmaba una nómina de 4 mil 800 y pagaban sólo 2 mil 800 pesos.

-¿Cuál fue la explicación, que les ofreció el teniente?- Se le preguntó.

-Quesque por lo de la deducción de impuestos, pero para nosotros, en realidad, es mucho dinero el que nos están descontando y robando los mandos y ya no hallan cómo dar una explicación.

Y para compensar el bajo salario, deben trabajar al menos uno hora extra, que la sustituyen con la hora de comida.

“Muchos nos aguantamos la hora de la comida y seguimos trabajando para generar una hora extra y salir al menos con algo más de paga y no salir tan castigados, dijo Juan N.

El y sus compañeros de cuadrilla, hicieron un nuevo exhorto al mandatario Andrés Manuel López y la secretario Luis Crescencio Sandoval González para que se aplique una auditoría en la nómina del personal de construcción del aeropuerto Felipe Angeles.

Funete: 24 horas