La bancada del PRI en el Senado argumentó su voto en contra de la reforma a la Ley de adquisiciones que permite la compra de medicamentos en el extranjero pues considera que atenta contra la transparencia, contra las farmacéuticas nacionales y abre la puerta a la corrupción.

A través de un posicionamiento los senadores del PRI consideraron que esta reforma, contribuye a una política de estado en materia de salud que ha probado ser errática.

“Eliminar las licitaciones públicas vulnera el artículo 134 constitucional y hacer compras en el extranjero va a generar desabasto, precios más altos y si se opta por comprar barato, riesgos sanitarios graves”.

Explicaron que hoy, la ley permite que excepcionalmente puedan seguirse otros procedimientos sí se demuestra que la licitación no es la vía idónea para tal efecto, “con la modificación se estaría violentando este principio”.

Acusaron que en lo que va del sexenio se ha demostrado que el desabasto de medicinas es causado por la falta de programación del Gobierno Federal, no por falta de oferta nacional.  “No es porque en México no se produzcan los insumos necesarios, por lo que compras discrecionales no resuelven el problema.

Se repetiría, pero a niveles muchos más graves, el problema de los medicamentos contra el cáncer en niños”.

Y advirtieron que el daño a la industria nacional sería importante e injustificado, pues está compuesta por 250 plantas y 600 mil trabajadores en todo el territorio mexicano.

“Medicinas oportunas sí, pero con compras transparentes y sin afectar a la industria farmacéutica nacional”, enfatizaron.

Fuente: 24 horas