Con la idea de romper el monopolio de compras del sector público al mercado farmacéutico nacional, la Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley de Adquisiciones para autorizar al gobierno traer medicamentos o contratar servicios de salud, sin licitación pública, con organismos intergubernamentales.

El cambio, argumentaron diputados de Morena, PT y PRI, es oportuno y urgente porque facilitaría, por ejemplo, la adquisición de una vacuna contra el Covid 19 en cuanto esté disponible.

Aunque el dictamen original incluía como opción las compras a organismos intergubernamentales, previa autorización de la Oficialía Mayor de Hacienda y de un estudio de mercado, el PT presentó una redacción distinta, que cambió el sentido de la reforma.

Antes, en tribuna, al defender el dictamen, el presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción, Óscar González Yáñez (PT), sostuvo que sólo se buscaba dar al gobierno federal la opción de compras sin licitación. “La reforma dice ‘podrá, no ‘deberá’”, argumentó.

Acceso a vacuna anti-Covid

Sin embargo, en la presentación de reservas, su compañero José Luis Montalvo propuso una redacción distinta para exceptuar la licitación como mecanismo para compra de medicamentos, como finalmente se aprobó, con 290 votos de Morena, PT, PRI, PES y PVEM; 71 diputados de PAN, MC y PRD lo hicieron en contra.

Con esto rompemos el monopolio de medicamentos. Muchos empresarios se han quejado, pero ¿conocen a un empresario de la medicina que sea pobre? Lo que sí hay son millones de pobres sin medicinas, señaló González Yáñez.

Reconoció que no es la forma de que un gobierno democrático resuelva las compras de medicamentos, la emergencia obliga a autorizar la adquisición “donde los encuentre, en calidad, cantidad y tiempo para poder hacerlo.

Votamos en favor de que México tenga acceso a la vacuna contra el Covid-19 lo más pronto posible. Con estas modificaciones legales, el Estado mexicano debe formarse en la fila internacional para conseguirla, dijo Enrique Ochoa Reza (PRI). Consideró necesario actualizar los protocolos de vacunación, a fin de aplicarla primero a trabajadores del sector salud, así como a personas en condiciones de vulnerabilidad médica, con la finalidad de que toda la población esté inmunizada en 2021.

PAN, PRD y MC cuestionaron que se da manga ancha a las compras, la ausencia de una consulta previa con la Secretaría de Relaciones Exteriores, y que medicamentos baratos no son necesariamente los mejores.

Fuente: La Jornada