El Partido del Trabajo afirmó que ya cuenta con al menos 53 diputados -esto es siete más que el PRI-, pero su registro se realizaría el 31 de agosto, el mismo día de instalación de la cámara y la elección de la Mesa Directiva, para evitar que, al perder más legisladores, Morena pierda la mayoría absoluta y, por ende, la presidencia de la Junta de Coordinación Política. 

Con ese número, el PT podría ubicarse en posición de presidir la cámara, si bien el PES ha anticipado que le trasladaría 15 de sus 24 diputados al tricolor, para mantenerlo como tercera fuerza. 

En la reunión este lunes en la Junta de Coordinación, no se asumió un acuerdo para investigar las declaraciones del coordinador del PES, Jorge Argüelles, respecto de la “compra” de diputados por parte del PT, porque el legislador no presentó una denuncia formal ni pruebas de sus dichos. 

Además, el PT exigió a Argüelles que aclare por qué si esa bancada forma parte de la coalición que respalda al gobierno federal, apoya al opositor PRI para que presida la mesa en el último año de la 64 Legislatura y con ello rompe de hecho con dicha coalición. 

Como parte de la abierta disputa por la presidencia de la cámara, el PT anunció que virtualmente es ya la tercera fuerza, aunque no ha hecho la acreditación de 10 nuevos integrantes. 

Recordó que inició la legislatura con 61 legisladores y que incluso el actual coordinador de Morena, Mario Delgado, llegó a la cámara bajo el registro del Partido del Trabajo. 

Fuente: La Jornada