El Juzgado Decimosexto de Distrito en materia Administrativa en Ciudad de México, desechó el juicio de amparo por improcedente que promovió Interjet para impedir que Bank of America recupere un jet privado de la familia Alemán. La aeronave permanece en un hangar del Aeropuerto Internacional de Toluca, estado de México.

Entre los actos que demandó la aerolínea están la orden y ejecución del retiro de la aeronave marca Gulfstream, modelo GV-SP (G550), con número de serie 5393, matrícula XA-MAV, y la privación de la posesión y uso de la aeronave, como consecuencia del contrato celebrado con Avemex, orden y ejecución que se realiza sin ningún tipo de notificación, sin procedimiento judicial alguno y con auxilio de la autoridad aeronáutica.

El juez Gabriel Regis López, titular del juzgado decimosexto administrativo señaló que el caso no califica como una disputa administrativa entre particulares y autoridades, sino como un conflicto contractual, con derechos y obligaciones para ambas partes, y sin mandamiento legal que las coloque en un plano superior con relación al particular, ni las dote de facultades de imperio y coercitividad en la emisión de sus actos, por lo que resulta evidente la improcedencia del juicio de amparo.

“En consecuencia, con fundamento en los artículos 61, fracción XXIII, en relación con el 5, fracción II, de la Ley de Amparo, se desecha por notoriamente improcedente la demanda de amparo promovida”, señala el resolutivo.

Fuente: La Jornada