El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, dijo que el próximo lunes en esa instancia se empezará a analizar posibles sedes alternas para la sesión de Congreso General del 1 de Septiembre, que podría ser el Auditorio Nacional o el Zócalo capitalino.

Para la apertura del periodo de sesiones -el 1 de septiembre-, la Constitución señala que “es una sesión de Congreso General, es decir, diputados y senadores juntos, entonces ahí hay varias posibilidades. Una de ellas es que tengamos una sede alterna, en un lugar mucho más amplio, como el Auditorio Nacional o incluso la posibilidad de acondicionar el Zócalo”, comentó.

El segundo informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se recibirá en San Lázaro. “Ahí vamos a esperar al enviado del Presidente de la República, normalmente es la titular de Secretaría de Gobernación, ella va sola o puede ir acompañada por un par de personas y lo recibiremos, su servidor, la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva”, explicó el también coordinador de la bancada de Morena en Diputados.

A partir del próximo lunes en la Jucopo “vamos a fijar una ruta para ya empezar a planear los trabajos para septiembre. También otra cosa que estamos revisando con los especialistas, es la posibilidad de modificar el salón de sesiones, para separar más las curules, poder aislar una curul de otra; una posibilidad es que desaparezcamos el corralito para tener más espacio y los medios subirlos al primer balcón. Se están revisando distintas posibilidades para asegurar las medidas de aislamiento que dicta la autoridad sanitaria”.

Cuestionado respecto a la propuesta del coordinador de los senadores de Morena, de que en la Cámara Alta se legisle para que a partir del mes de septiembre las sesiones ordinarias se realicen a distancia, Delgado subrayó: “El lunes vamos a tener una reunión y vamos a revisar en primera instancia qué han hecho los otros congresos en el mundo. La idea que tenemos es establecer esquemas semipresenciales, o sea, que no sea completamente virtual, sino que sean esquemas mixtos, donde haya presencia de los diputados y quienes no puedan hacerlo o la mayoría de ellos a través de la videoconferencia”.

Fuente: La Jornada