En lo que respecta al turismo interno, en caso de llegar a fin de año con el Semáforo en color verde, la proyección es que la ocupación hotelera nacional alcanzaría el 46.9 por ciento, con un total de cien millones 990 mil turistas hospedados y una derrama económica por este concepto de 232 mil 440 millones de pesos.

En un segundo escenario, de enero a diciembre de 2020, con el Semáforo en amarillo la ocupación hotelera marcaría un promedio de 40.7 por ciento, con una afluencia de 87 millones 576 mil huéspedes y una derrama por hospedaje de 201 mil 448 millones de pesos.

Y, en caso de llegar al cierre de año con el Semáforo en naranja, lo que sería el escenario más adverso, la ocupación llegaría a un nivel de 32.9 por ciento. Esto significaría una llegada de 71 millones 123 mil turistas a hotel, con una derrama por hospedaje de 162 mil 323 millones de pesos.

En cuanto a los turistas internacionales, con el Semáforo Epidemiológico en verde la llegada sería de veinte millones 112 mil turistas, lo que significaría una disminución del 55.3 por ciento, comparado con el año pasado.

Asimismo, el ingreso de divisas registraría ocho mil 172 millones de dólares, 66.7 por ciento menos que en 2019. Y el saldo de la Balanza Turística (lo que gastan en México los turistas internacionales, contra lo que gastan los mexicanos en el extranjero) se ubicaría con un saldo positivo de cinco mil 260 millones de dólares, representando una baja de 64.2 por ciento, con respecto a lo registrado en 2019.

En el escenario amarillo, la llegada de turistas internacionales sería de 19 millones 774 mil, con una disminución de 56.1 por ciento, comparado con el año previo; el ingreso de divisas se situaría en ocho mil 99 millones de dólares, 67 por ciento menos; y el saldo positivo de la Balanza Turística marcaría cinco mil 219 millones de dólares, 64.5 por ciento menos que en 2019.

Con el Semáforo en naranja, la cantidad de turistas internacionales sería de 19 millones 317 mil, con una disminución de 57.1 por ciento, con respecto al 2019; la captación de divisas alcanzaría los ocho mil millones de dólares, significando una baja de 67.4 por ciento. A su vez, el saldo positivo de la Balanza Turística registraría cinco mil 160 millones de dólares, 64.9 por ciento inferior a lo arrojado el año pasado. 

El titular de Sectur indicó que también se hicieron proyecciones sobre la llegada de turistas internacionales por vía aérea. 

Con el Semáforo en verde, arribarían al país un total de cinco millones 567 mil turistas, lo cual representaría un 70.8 por ciento menos que en 2019. Particularmente, de la región de América del Norte en su conjunto vendrían cuatro millones 107 mil viajeros internacionales, 68 por ciento menos; de los cuales tres millones 211 mil –69.4 por ciento menos— provendrían de la Unión Americana, y  895 mil 822 turistas llegarían de Canadá, cifra que sería 61.2 por ciento menor a lo registrado el año pasado.

Con el Semáforo en amarillo, la llegada total de turistas internacionales alcanzaría los cinco millones 523 mil, arrojando una disminución de 71 por ciento, con respecto al año previo.

De la región Norteamérica arribarían cuatro millones 75 mil, con un decremento de 68.2 por ciento frente al 2019; divididos en tres millones 180 mil viajeros procedentes de Estados Unidos, 69.7 por ciento menos, y 895 mil 489 serían canadienses, con una baja de 61.2 por ciento, comparados con 2019.   

Por último, si el Semáforo Epidemiológico termina el año en naranja, la proyección indica que llegarían al país cinco millones 469 mil turistas internacionales, 71.3 por ciento menos que en 2019. 

De Norteamérica provendrían cuatro millones 52 mil turistas, con una disminución de 68.4 por ciento. De Estados Unidos llegarían tres millones 157 mil turistas, 70 por ciento menos; y de Canadá serían 895 mil 358 viajeros, lo que representaría una disminución de 61.2 por ciento, respecto a lo registrado en 2019.