La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) calificó el sorteo simbólico del avión presidencial como “el fraude del siglo” y el más grande fracaso de la Lotería Nacional.

Asimismo, consideraron la rifa como un gran engaño por parte del  Gobierno Federal, en donde la mayoría de los premios los ganaron los hospitales y escuelas gubernamentales, además de que no se vendieron los 6 millones de boletos que se emitieron.

Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex, lamentó que el sorteo no dejó recursos ni a la Lotería Nacional ni al gobierno.

Cabe recordar que el 12 de febrero más de 100 empresarios asistieron a la cena que convocó el presidente Andrés Manuel López Obrador para convencerlos de comprar boletos de lotería. A la reunión asistieron la mayoría de empresarios; sin embargo, el líder sindical no fue invitado a la reunión.

Además, de Hoyos desconoce si alguno de sus compañeros empresarios resultó ganador en la rifa, pero para Coparmex esta rifa no fue relevante más cuando se está viviendo una pandemia y el gobierno según a provocado miles de muertes, desempleo, cierre de empresas y una crisis económica.

Fuente: agencias