El sector turístico de reuniones y congresos del país ha perdido ingresos por 220 mil millones de pesos en lo que va de este año debido a la pandemia de Covid-19, situación que también ha dejado sin trabajo a 408 mil personas.

En conferencia virtual Jaime Salazar Figueroa, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (Comir), dijo que hasta el momento se han dejado de realizar 109 mil eventos de los 332 mil que se tenían programados en esta actividad, la cual aporta 1.6 por ciento del producto interno bruto (PIB) nacional.

Detalló que para este año se calculaba que 36 millones de personas acudieran a las reuniones y congresos que se realizarían en el territorio mexicano, pero debido a la crisis sanitaria 12 millones dejaron de acudir a esos eventos.

Abundó que el sector hotelero se ha visto afectado porque se dejaron de ocupar 10 millones de cuartos destinados para los asistentes.

Sin embargo, destacó que la industria ha perdido alrededor de 220 mil millones de pesos, que se traduce en un tercio de lo que se estimaba percibir para este año.

A esto se sumó la destrucción de 408 mil puestos de trabajo que eran plazas especializadas para este sector. Abundó que para este año proyectaba que se empleara a más de un millón de personas.

Cifras del Comir detallan que el ramo más afectado por la pandemia fueron las reuniones corporativas o de negocios, pues estas han caído 177 mil 914 en el primer semestre del año y en lo que va del segundo se han cancelado 152 mil 855 eventos.

Comentó que en la primera mitad del año no se realizaron 32 mil 999 congresos de asociaciones, mientras que el cálculo para la segunda parte es de 28 mil 351.

En los primeros seis meses del año se cancelaron 6 mil 282 ferias o exposiciones comerciales, mientras que se estima que se dejen de realizar 5 mil 397 en el último tramo de 2020.

La estimación de puestos de trabajo perdidos para el cierre del año en el sector es de 190 mil que son fijos y 219 mil que eran eventuales.

Salazar Figueroa destacó que las plazas más afectadas son Los Cabos, la Riviera Maya, Guadalajara, la Ciudad de México y Monterrey, Puerto Vallarta y León. Aunque también mencionó que han sufrido afectaciones Zacatecas, Querétaro y Acapulco.

Mencionó que 160 empresas de este sector especializado ya han cerrado definitivamente y consideró que se tendrá que aprender a vivir con el virus al menos un año más, como lo ha estimado Arturo Herrera Gutiérrez, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Fuente: la jornada