El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el Gobierno no encubrirá al Ejército ni a ninguna otra institución que haya participado en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

A seis años de la desaparición de los estudiantes en Iguala, Guerrero, el mandatario indicó que existen órdenes de aprehensión contra militares presuntamente involucrados en el caso, aunque no reveló más detalles.

Manifestó que desde sus tiempos de campaña y sigue conservado la postura de que “si se aclaraba de que habían participado militares, se tenía que decir, saber y castigar a los responsables, y eso en vez de debilitar a las Fuerzas Armadas las fortalecía”.

Informó que “se han otorgado órdenes de aprehensión contra militares que se van a ejecutar, cero impunidad, el que haya participado y se le demuestre va a ser juzgado, ese es un avance el que no exista encubrimiento, hay desde luego resistencias porque todavía no termina de irse el viejo régimen”.

Ante padres de familia de los estudiantes desaparecidos, el Presidente ofreció “disculpas porque estamos ante una gran injusticia cometida por el Estado mexicano y ahora se tiene que reparar el daño, entregar buenas cuentas”.

Para López Obrador, el caso de la desaparición de los normalistas se trata de “hechos de injusticias, de atrocidades que se comieron en contra de jóvenes (…) un hecho lamentable y doloroso, yo quiero el compromiso de seguir en este propósito de esclarecer los hechos, que se conozca la verdad, la auténtica verdad”.

El mandatario se comprometió con los padres a seguir informando los avances del caso y darle seguimiento a las órdenes de aprehensión giradas contra militares, “y desde luego que sepamos del paradero de los jóvenes, al mismo tiempo que se castigue a los responsables, en pocas palabras, que haya justicia, reparación del daño”.

A su parecer, “sinceramente les digo que lo vamos a lograr, que no debemos perder la esperanza y lo vamos a lograr porque hay dos elementos fundamentales: uno el que nosotros somos autoridades surgidas del pueblo, no nos impusieron grupos de intereses”.

Fuente: 24 horas