El Presidente Andrés Manuel López Obrador destinó una hora y siete minutos de La Mañanera para dar lectura al estatus de sus 100 compromisos establecidos al tomar posesión de la Presidencia de la República, de los cuales sólo tiene seis en proceso de cumplir.

En la conferencia matutina, al mandatario se le cuestionó sobre el plazo que se había establecido para dar resultados en materia de seguridad en un año; sin embargo, el mandatario optó por dar un desglose total.

Entre los compromisos faltantes, están el programa de fertilizantes, pues aunque lo ha entregado en estos dos años en Guerrero, se ampliará al Estado de México, Puebla, Tlaxcala y Oaxaca. Destacó que parte de la entrega se realiza con la pequeña producción que ya saca la planta chatarra dejada por la administración de Enrique Peña Nieto en Cotzalcoalcos, Veracruz.

Otro de los pendientes es la trasferencia del impuesto minero a las comunidades donde se realiza esa actividad, el cual no se ha podido cumplir por una impugnación en la Suprema Corte.

La cancelación de los fideicomisos es otro de los pendientes, pues únicamente se ha enviado la iniciativa, pero aún no es aprobada; se prevé que con ello se liberen 50 mil millones de pesos.

La descentralización de las dependencias, el impulso a las energías renovables e investigar a fondo y conocer la verdad sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa son otros de los pendientes.

De entre los cumplidos, el Presidente destacó que se eliminaron las cajas de ahorro de exclusivas para funcionarios de alto nivel, que significaban una inversión de 6 mil millones de pesos anuales: “Como es que dicen los intelectuales orgánicos: es austeridad suicida”.

Además, resaltó que se eliminaron las partidas destinadas a vestuario y protocolo de ceremonial para el Presidente.

“Yo me mando a hacer, tengo un buen sastre. Ya también, es de Ecatepec, de primera, ya para que se sepa”.

Recordó que poner en venta el avión presidencial es otro de los compromisos, y adelantó que pronto dará buenas noticias sobre el mismo.

Fuente: 24 horas