Tras la marcha de ayer en conmemoración del Día Internacional por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe y a casi un mes de la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por feministas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a éstas a la reflexión en torno a la violencia con la que se conducen.

“Sus familiares si saben lo que están haciendo no lo ven bien, y la gente no lo ve bien… Les llamamos a ellas, y a todo su entorno, a sus familias, a sus conocidos, a la reflexión, si es más difícil la lucha pacífica eh, Mandela estuvo 27 años en la cárcel, se sufre más.

“Esto de una manifestación y tirar bombas puede ser muy espectacular pero es por un tiempo, hay que lucha toda la vida y cuesta más, es mucha la fatiga pero es mucho más efectivo para conseguir la causa por la que se lucha , entonces un llamado a que se abandone la violencia, ¿cómo se derrumban los gobiernos autoritarios? Con la gente, con las grandes movilizaciones”.

Afirmó que en su caso, si marchan 100 mil contra él y en las encuestas va a la baja, ni se espera a la revocación de mandato y se va a La Chingada, como se llama su quinta en Palenque Chiapas, y “ahí nos vemos”.

El mandatario recomendó tener cuidado con los infiltrados porque pueden tener mano de manipuladores.

“El movimiento feminista merece todo nuestro respeto pero no estoy de acuerdo con la violencia, y tener cuidado con los inflitrados porque hay mucha gente molesta con los cambios. No pagaban impuestos, falsificaban facturas, recibían sobornos, saqueaban al país y mantenían en el olvido al pueblo”.

Afirmó que aunque se tienen pruebas de esas infiltraciones no se darán a conocer, porque es lo que buscan para victimizarse.

Como ejemplo, resaltó que en la toma de la CNDH, las primeras mujeres que llegaron se salieron porque llegaron otros grupos, donde incluso ingresaron alcohol, y eso generó inconformidades.

“Hubo una escisión, y ahí es donde llegaba esta señora que mencionó ayer Claudia y a entregar los apoyos”, dijo en relación al señalamiento de la Jefa de Gobierno en relación a Beatriz Gasca, de GINgroup.

Resaltó que desde que empezaron estas marchas en su administración “empecé a sentir algo extraño”, y cuestionó que medios de comunicación alienten esta lucha cuando ni siquiera entre sus columnistas predominan las mujeres.

Además, acotó que él siempre ha luchado por la justicia, pues no es un fifí que de repente empezó a hablar de igualdad, los pobres y la justicia.

Esto no significa estar en contra del movimiento feminista, es no aceptar la violencia de ningún tipo y no permitir la represión.

AMLO tendrá serenidad y paciencia ante marchas

Tras las protestas que se han dado en los últimos días como la de ayer en conmemoración del Día Internacional por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe y el plantón del Frente Nacional ANTIAMLO (Frena), el Presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció por mantener serenidad y paciencia.

“Reconocer el trabajo responsable de la Jefa de Gobierno porque eso es lo que buscan, imagínense hay heridos, se les dan de macanazos a los de Frena, se vuelve nota internacional, y ocho columnas en todos los periódicos de México… entonces serenidad y paciencia”.

El mandatario consideró que como su gobierno lleva a cabo una transformación, entonces se enrarece el ambiente porque se mezclan demandas justas con intereses de grupos.

“Ayer Claudia Sheibaum dio a conocer una infiltración de gente interesada en perjudicarnos porque están en contra de los cambios, y quieren mantener los privilegios, quieren seguir robando, entonces hay que darle la vuelta. Hay que evadir el acoso, no caer en la provocación”, expresó en referencia a la vinculación que hizo de Beatriz Gasca, de GINgroup, con la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la cual después perdió su trabajo en la empresa señalada como facturera.

“Ahora sí que de parte de quién estas protestas, está demostrado que hay grupos económicos que apoyan a movimientos conservadores, no de ahora, de siempre. Los partidos conservadores han sido financiados por grupos económicos en el país”.

Además, desestimó que estas afecten en la curva epidémica del coronavirus, pero aún así recomendó no reunirse.

“No veo que afecten, desde luego lo más recomendable es que no haya reuniones mayores, que no se aglutinen por el contagio, pero no son protestas de muchas personas, no son grandes mítines y se está ejerciendo el derecho a manifestarse”, agregó.

Fuente: 24 horas