La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que mantienen pláticas con los organizadores de la manifestación del 2 de octubre, quienes aún no deciden si marcharán o sólo realizarán un acto conmemorativo en Tlatelolco. 

En la conferencia de prensa presidencial en Palacio Nacional, resaltó que con diálogo se conviene la entrada al Zócalo capitalino y sobre todo “la no agresión entre las distintas manifestaciones”.

Sostuvo que así ocurrió el sábado anterior con la movilización de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos; convivieron con el plantón de Frenaa, afirmó. Lo mismo ocurrió con electricistas el domingo y ayer con solicitantes de vivienda. “El problema es cuando no hay diálogo y puede haber confrontación. El caso es evitarla”, manifestó. 

Fuente: La jornada