El presidente Andrés Manuel López Obrador repudió que por más de un año, Morena no haya logrado acuerdos para renovar su dirigencia.

Durante su conferencia mañanera, dijo que por única vez “se quitaría la investidura presidencial” para criticar la firma en que han manejado al partido que fundó y lo llevó a la Presidencia.

“Me quito la investidura y sólo por esta ocasión hago este comentario. Me llama la atención que llevan, los dirigentes de Morena, de mi partido, aunque yo tenga licencia porque soy presidente, no sé cuánto tiempo sin resolver lo de la dirigencia, como más de un año”, manifestó.

El mandatario criticó que “se enfrascaron en pleitos y se hacen las encuestas y se le pregunta a la gente si fuesen las elecciones por qué partido votarías, y ese partido está hasta arriba, o sea, es mucho pueblo para tan pocos dirigentes”.

Consideró que existen desbarajuste en Morena y “ojalá y los dirigentes estén a la altura del pueblo, eso sería mejor. Pero también porque lo digo, para que no estén pensando de que son indispensables, insustituibles, afortunadamente Morena es pueblo”.

El Presidente envío un mensaje a los aspirantes a dirigir el partido: “No es que yo quiero ser dirigente, porque así trasciendo en lo personal, lo importante es pensar en los demás, si no hay amor al prójimo no se es buen dirigente. El individualista, el egoísta, el que le da la espalda al que sufre no es un buen dirigente, ni buen político, es un convenenciero, arribista oportunista, un falsario y ya basta de eso”.

Fuente: 24 horas