Aunque se preveía que arribaran 2 mil 500 migrantes de Centroamérica, el Presidente Andrés Manuel López Obrador refirió que la mayoría están regresando a Honduras por la llamado que hicieron los gobiernos de ese país y Guatemala para recular de la movilización.

“Afortunadamente no se continua con la caravana que viene de honduras porque tanto el gobierno de Honduras como el gobierno de Guatemala ayudaron a convencer a los integrantes de esta caravana que no hay condiciones sanitarias y había que actuar de manera distinta.

“Ayudó mucho el llamado que hicimos, sobre todo la advertencia de que podía haber intereses políticos porque no es casualidad que se organice una caravana cuando estamos a menos de un mes de las elecciones de Estados Unidos. Desde luego no podemos asegurar que fue por eso que se organizó, pero sí nos generó extrañeza de que en vísperas de las elecciones se organizara”.

Indicó que el viernes pasado pidió al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, establecer comunicación con esos países para que intervinieran.

El mandatario resaltó que es un regreso a la nueva normalidad, pues son grupos pequeños los que están, por lo que hay un plan de atención en la frontera sur.

Fuente: 24 horas