El Presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que concluyó la licenciatura de milagro, pues al ser originario de Tabasco le costaba mucho mantener sus estudios en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Yo estoy aquí, llegué a ser Presidente porque estudié con una beca si no no hubiese terminado yo la escuela, la terminé de milagro, y eso por el apoyo”.

“Vivía yo en la Casa del Estudiante Tabasqueño. Nos daban hospedaje, nos daban alimentación, nos daban comida, la leche, costales de pan, carne que decíamos que era de caballo, en unos paquetes, una cocina. Aquí en la colonia Guerrero vivíamos 80, y nos daban hospedaje y comida”.

El mandatario recordó que en sus tiempos, de cada 10 que presentaban el examen de admisión a la máxima casa de estudios, nueve eran aceptados, y ahora es al revés porque el pretexto de que no hay cupo.

“El ir a la escuela que es el segundo hogar lo conduce por el camino del bien. Si no tiene posibilidad, si se le rechaza, nada más porque van a estudiar los mejores, y además mentían porque no era que no pasaran sino que no había cupo”.

El pasado mes de mayo, el mandatario recordó, en el marco del Día del Maestro, que concluyó la universidad con un promedio de 7.8, lo que no le permitió adquirir la mención honorífica por su tesis ‘La formación del Estado nacional en México’.

Fuente: 24 horas