A 18 días de que venza el plazo para cumplir con el Tratado de Aguas que se tiene con Estados Unidos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró se cumplirá con éste, pues además se tiene que cuidar que el hecho no se involucre con la campaña electoral de ese país.

“Nosotros tenemos que cuidar de que no se involucre a México en la campaña que se está llevando a cabo en Estados Unidos, hasta ahora lo hemos logrado… Ha habido comprensión de los gobernantes de Estados Unidos, saben bien que estamos haciendo lo que nos corresponde”.

El mandatario resaltó que las cúpulas en Chihuahua, que han azuzado manifestaciones en la presa La Boquilla, para impedir la salida de agua, también tienen intereses de ese tipo.

“Son los intereses, es la cúpula, los que están utilizando este asunto delicadísimo con propósitos electorales, eso es todo, pero sí se causa un daño porque los otros estados ya cumplieron y no hemos podido terminar de entregar toda el agua del convenio porque falta lo de Chihuahua, de todas maneras, estamos buscando la forma de que se cumpla aun sin esta cooperación, este apoyo”.

Al respecto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reconoció que existen tensiones con el gobierno estadounidense, y se han llevado 10 reuniones bilaterales para plantear distintas opciones, las cuales no quiso detallar.

“No hay razón para negarse a cumplir con ese tratado porque tenemos el agua, hemos planteado diferentes opciones. No oculto que por supuesto hay tensiones como, sin embargo, no se justifica como señala el Presidente que por un interés electoral se ponga en entredicho una de las negociaciones más exitosas y consumo para 11 asentamientos humanos en nuestra frontera”.

Fuente: 24 horas