Cuernavaca, mor. El ayuntamiento de Cuernavaca presidido por Antonio Villalobos Adán, despidió de manera “injustificada” a 350 trabajadores —y su meta es llegar a 700— de diferentes áreas municipales, informó el secretario general del ayuntamiento Erick Santiago Romero, como parte de una reestructura que aprobó el cabildo municipal, ante las crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19.

El cierre de tales plazas, que inició desde el lunes, ya provocaron protestas esta mañana, de unos 100 trabajadores despedidos, que bloquearon durante una hora y media las calles Netzahualcóyotl y Motolinía en donde está la sede municipal.

Los inconformes acusaron a esa administración de despido injustificado, de hacerlo solo manera verbal por sus jefes inmediatos, sin haberles entregado documento alguno, ni liquidación de por medio; por ello, amenazaron con recurrir ante el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje (TECA).

Los ex trabajadores denuncian que el alcalde despidió solo a quienes tienen más de 15 años, 20 años y 30 años antigüedad —de los cinco sindicatos del ayuntamiento—, y sobre todo, a los que tienen salarios bajos, de alrededor de 6 mil 700 pesos al mes, con el argumento de que quiere bajar el pago de la nómina; pero, expusieron que el alcalde, los regidores y los titulares de área son los que más ganan al mes.

Una comisión que representa a los manifestantes fue recibida por las autoridades municipales, y como respuesta, lograron que se les ofreciera firmar un convenio para pagarles una liquidación a cada uno de los despedidos.

Fuente: la jornada