Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), dijo que este organismo no ha determinado cuál será el costo de la consulta popular por lo que señalar que será de 8 mil millones de pesos es una especulación.

Explicó que muchos de los gastos que se realizarán para la elección del 6 de junio de 2021, van a servir de asidero para que no se tengan que replicar para la consulta. Hay muchos mecanismos que se están estudiando y hacia finales de mes se darán a conocer cuáles serán las actividades que por primera vez se tendrán que realizar para ese ejercicio y cuál será su impacto presupuestal que ni de lejos va a ser como si se replicara una elección.

Explicó que esto último es así, porque el personal de campo que se contrata por 7 meses para los comicios, se va a extender dos meses. Pero no es lo mismo pagar siete que dos meses. 

Córdova también dijo que los funcionarios de casilla en la consulta popular deben ser los mismos de la elección y no necesariamente se tendrán  750 boletas por casilla.

Al dictar una conferencia sobre los desafíos de la democracia, insistió en que el INE está definiendo las actividades que se tendrán que efectuar para la consulta, de manera que es una especulación estar tratando de hablar de esto cuando el instituto no ha determinado cuáles serán necesarias.

Resaltó que especular sobre el costo de la consulta cuando no hay una cifra oficial, no abona a la convivencia democrática. 

Añadió que la cifra de los 8 mil millones de pesos es para hacer una elección de la complejidad que se tendrá el 6 de junio del próximo año.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, pidió al Poder Legislativo no violar la Constitución y respetar la fecha establecida (1 de agosto 2021) para la realización de consulta popular sobre juzgar los actos de actores políticos.

Señaló que quienes buscan empatar la realización de la consulta con los comicios federales y locales de 2021, están promoviendo la violación de la Constitución.

Y ante los cambios legislativos que pudieran impulsarse para mover la fecha de la consulta al 6 de junio, fecha de la jornada electoral, indicó que se debe buscar la estabilidad de la Carta Magna y no cambiarla cada año por motivos políticos.

“La consulta se va a realizar el primer domingo de agosto, a menos que violemos la Constitución o que la cambiemos (…) creo que hay que darle estabilidad a la propia Constitución”, señaló durante la conferencia magistral.

Entre los promotores de someter a consulta si se juzga a actores políticos está el senador de Morena, Ricardo Monreal, quien anunció una iniciativa para modificar, de forma extraordinaria, la fecha de su realización y empalmarla con la de las elecciones federales de 2021.

Lo anterior significa una violación a la Constitución, porque señala que la fecha para realizar consultas será el primer domingo de agosto de cada año.

Anteriormente se permitían las consultas cada tres años y en la misma fecha que los comicios federales, pero fue a raíz de una iniciativa de Morena que en 2019 fue cambiada para agosto.

La vía legal para cambiar la fecha sería la modificación constitucional de los artículos que versan sobre la fecha de la organización de la consulta y sobre de los cambios a leyes electorales deben hacerse 90 días antes de iniciar los procesos. Además, debe aprobarse por la mayoría de congresos locales.

Sobre los costos, el consejero presidente dijo que una vez avalada por el Legislativo, a finales de octubre entregarán un reporte sobre el impacto financiero. Rechazó que la consulta alcance una inversión de 8 mil millones de pesos.

Fuente: la jornada