Francisco Garfias

Parece un capítulo de la serie House of Cards, pero a la mexicana. En los roles principales: Claudia Sheinbaum Julio Scherer.

Una fuente de primer nivel nos asegura que ambos querían mantener en la presidencia de Morena a Ramírez Cuéllar un año más y poner, en 2021, a su sucesor. Pero el plan abortó. La idea de apoderarse de Morena es que la jefa de Gobierno llegue robusta a la elección presidencial de 2024, según la fuente.

Para alcanzar sus propósitos el grupo de los puros —el de Sheinbaum— considera que deben debilitar a los pragmáticos, que encabeza Marcelo Ebrard.

Todo iba conforme a lo planeado, hasta que a Mario Delgado, discípulo de Ebrard y uno de los aspirantes a presidir Morena, le filtraron el contenido del proyecto que se iba a debatir el martes pasado en el TEPJF.

Ese proyecto, elaborado por el magistrado presidente, Felipe Fuentes Barrera, anulaba las encuestas que encargó el INE para elegir al presidente de Morena y proponía que se quedara la dirigencia actual, hasta después de las elecciones de 2021.

Ya estaba negociado, pero de la noche a la mañana, el proyecto se vino abajo y la encuesta definitiva que realiza el INE revivió.

Hay cinco candidatos en la contienda por la presidencia de Morena, pero sólo dos tienen posibilidades: Porfirio Muñoz Ledo, empujado por los puros, y Mario Delgado,  candidato de los pragmáticos.

 * La idea original de los puros era empujar con todo —financiamiento incluido— la candidatura de Porfirio. Les inquietaba el avance de Delgado, discípulo de Ebrard, y la ausencia de un abanderado que pudiera hacer contrapeso.

Hay un audio grabado en casa de Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena, que no deja lugar a dudas de las intenciones de los puros. El plan se vino abajo cuando el periódico Reforma hizo público ese video, que revela  maniobras irregulares de la dirigencia para respaldar a Muñoz Ledo (Plan A de los puros).

El veterano diputado federal —tiene 87 años— ya andaba en campaña para desprestigiar a Ebrard y a su pupilo.

Dijo que, si Mario Delgado llegaba a la presidencia de Morena, Marcelo iba a convertir el sexenio de López Obrador en trienio, y a adueñarse de la candidatura presidencial para el 2024. El audio tiró los planes. Porfirio ya no fue del gusto de Sheinbaum-Scherer-Luján. Entró el Plan B. El consejero jurídico de la Presidencia operó con magistrados del Tribunal para anular las encuestas del INE.

“Logró convencer a cuatro magistrados para eliminar las encuestas y que se quedara un año más Ramírez Cuéllar”, narró la fuente.

“La presión llevó a los magistrados a desdecirse. Julio se dice traicionado”, remató. El INE termina hoy la encuesta definitiva. Sale Porfirio, vaticina.

 * Gustavo Madero se cansó de ser aludido por el presidente López Obrador en las mañaneras. Lo va a denunciar por “actos anticipados de anticampaña”, anunció.

El senador del PAN, aspirante a suceder a Javier Corral en Chihuahua, dice no conocer a ningún aspirante a gobernador que haya sido mencionado en forma negativa por el Presidente en seis ocasiones.

“Desde ahorita trata de descalificar. No nomás hay los que quieren posicionarse. Hay los que quieren desprestigiar anticipadamente. Es lo que hace el Presidente”, se quejó.

Ya encarrerado, pidió a López Obrador que deje de usar la imagen de Francisco I. Madero  —su pariente y clon—, que era un apóstol de la democracia.

“Está avergonzando su memoria con la actuación antidemocrática que hace del poder para influir perversamente en las elecciones”, puntualizó.

 * El Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa negó amparo a Rosario Robles contra el bloqueo de cuentas que realizó la UIF por operaciones financieras vinculadas a la Estafa Maestra.

“Con esto —dice la UIF— Rosario N permanecerá en la lista de personas bloqueadas, lo que le impide realizar cualquier acto u operación dentro del sistema financiero  nacional”.

Preguntamos a Santiago Nieto, titular de la UIF, sobre los señalamientos de que es el brazo golpeador del gobierno contra críticos y opositores. Respondió:

“Si alguna autoridad del Estado mexicano solicita información respecto a personas relacionadas, particularmente con el caso de la presa La Boquilla, en Chihuahua, o si me pide el gobierno del estado información sobre César Duarte, por poner un ejemplo, tengo que actuar y entregar la información a la instancia que me lo haya solicitado. Lo que no puedo hacer es una valoración política respecto a los requerimientos que tengo por parte de cualquier instancia del Estado mexicano”, puntualizó.

Publicado en Excelsior