El secretario de Comunicaciones y Transportes, Ing. Civil Jorge Arganis Díaz Leal, supervisó el avance de las obras del Tren Interurbano México-Toluca, así como el lugar donde se construirá el Viaducto Atirantado, que forma parte del proyecto, el cual tendrá una inversión de 800 millones de pesos.
Acompañado por el coronel ingeniero Roberto Zepeda Bastién; el coronel ingeniero Javier de Jesús Santiago Cázares; y por el director general de Obras para el Transporte de Secretaría de Obras de la Ciudad de México, Hugo Flores Sánchez, el titular de la SCT constató que el proyecto del Viaducto ya está elaborado, y la construcción se realizará en dos años y medio.  

El Viaducto Atirantado tendrá cinco claros de diversas dimensiones, seis apoyos, ocho zapatas y 86 pilas de cimentación. Para su construcción, se llevarán a cabo diversos trabajos previos, como líneas de agua potable y la restitución de una planta de tratamiento.

El secretario de Comunicaciones y Transportes también recorrió parte del trazo del trayecto del Tren Interurbano México-Toluca.