Por considerar que no existían las garantías de civilidad y de respeto hacia los comparecientes Hugo López-Gatell y José Alonso Novelo Baeza, el presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República, Miguel Ángel Navarro suspendió la reunión de trabajo, luego de que las y los senadores panistas, principalmente, les reclamaran su fallida respuesta a los problemas de salud originada por la pandemia y la falta de medicamentos para los niños con cáncer, entro otros puntos.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud y el titular de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), José Alonso Novelo Baeza habrían acudido a la Comisión de Salud del Senado para rendir cuentas con motivo de la glosa por el Segundo Informe de Gobierno del presidente Andrés López Obrador.

Ambos funcionarios expusieron las acciones desde sus ámbitos para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia por Covir-19. Al inicio de su comparecencia, López-Gatell se retiró el cubrebocas y recordó la importancia de utilizar el accesorio como manera preventiva de contagio del nuevo virus.

Novelo Baeza pidió a los senadores trabajar unidos con confianza y cero politiquerías y llegar a un entendimiento ante la falta de medicamentos. Llamó a la unidad nacional, tras advertir que lamentablemente habrá grupos que se marginan y se mantienen aislados del Estado.

En los cuestionamientos, la morenista Malú Micher encaró a la panista Lili Téllez, quien en el uso de la tribuna lanzó severas acusaciones en contra de López-Gatell y su mala actuación para enfrentar la pandemia, al grado de entregarle un “cetro” por considerarlo un “rey”. Micher, desde su escaño, le gritó “majadera”.

Miguel Ángel Navarro se vio obligado a ofrecer al subsecretario una disculpa. “No somos cobardes, somos personas de honor y dignidad”, remató un tanto encojado para calmar los ánimos de las legisladoras.

Por parte de Acción Nacional, Alejandra Reynoso, Lily Téllez, Xóchitl Gálvez (quien se manifestaba en contra con pancartas) y sus compañeros Víctor Fuentes y Marco Gama encararon a los funcionarios cada vez que hacían uso de la palabra, mientras que la senadora priista, Nuvia Mayorga, le hizo saber a López-Gatell que, “en su pandemia de color de rosa”, las quejas de los trabajadores del sector Saludo son falsas, cuando en realidad muchos han muerto en el cumplimiento de su deber.

Priistas, panistas y de Movimiento Ciudadano les exigieron su renuncia, porque sólo atienden a las expectativas del presidente de la República y le mienten al pueblo. En respuesta, el subsecretario dijo que sí responde a los intereses de la 4T; “desde nuestro ámbito, estoy convencido de que la justicia social es indispensable para sostener una nación”.

Alejandra Reynoso reprochó el vacío en las respuestas por parte de autoridades de salud federal en el manejo de la pandemia y aseguró que se pudieron salvar muchas vidas con el uso de medicamento aplicado en otros países como el Remdesivir.

Conforme pasaban las horas, los senadores del llamado bloque de contención (PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano) subían de tono a sus cuestionamientos al exigirles ¡basta de mentiras. México necesita hablar con honestidad!”, refirió Alejandra Reynoso.

ACUSACIÓN

Novelo Baeza denunció haber encontrado laboratorios que, para obtener el registro sanitario de genéricos, presentaban proveedores de principios activos de calidad y para la fabricación ya una vez aprobados, los cambiaban.

Dijo que recibió un rezago de 31 mil 405 trámites, de los cuales a la fecha se han atendido y resuelto 23 mil 707, lo que representa un avance de 76 por ciento.

Aclaro: “No vengo a ofrecer un ramillete de flores con alacranes y ponzoñas ocultas entre ellas. Vengo a contestar sus preguntas respecto al desempeño de la institución bajo mi encargo y aclarar y transparentar sus dudas, inquietudes y legítimas preocupaciones. Vengo a aportar lo que he aprendido, si se puede mejorar para cumplir juntos nuestra misión”.

Mientras la senadora de Morena, Malú Micher calificó de implacable el trabajo del sector Salud educando todos los días a la población ante la emergencia sanitaria, la panista Martha Márquez acusó al presidente del país, a López-Gatell y a Novelo Baeza de haberse robado los 37 mil 959 medicamentos oncológicos.