A un año de iniciada la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la obra lleva un avance de 40 por ciento y contrario al proyecto de la terminal de Texcoco, con esta infraestructura seguirá operando el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; será un centro integrador de servicios que también beneficiará a las comunidades cercanas y constituye un centro de enseñanza y aprendizaje para constructores, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al realizar un recorrido de supervisión de obra  en el Aeropuerto Felipe Ángeles, el mandatario reconoció el apoyo que los integrantes de las fuerzas armadas por su lealtad a las instituciones y sobre todo al pueblo de México, al realizar los trabajos necesarios para desarrollar esta obra, que, dijo significará un ahorro de 75 mil millones de pesos, ya que mientras el proyecto de Texcoco tenía un costo estimado de 300 mil millones de pesos, la construcción que se lleva a cabo en la antigua Base Aérea de Santa Lucía significará una inversión de 225 mil millones de pesos.

Durante el recorrido, el general Ricardo Vallejo le explicó los avances tanto de la construcción de pistas de aterrizaje y despegue de la nueva terminal, como del desarrollo que se tiene en cuanto a la nueva base aérea desde la cual las aeronaves de la Fuerza Aérea mexicana (FAM), podrá llevar a cabo sus operaciones de reconocimiento, transporte y combate, así como el desarrollo de instalaciones educativas militares en las cuales se brindará atención a jóvenes de las comunidades aledañas al aeropuerto Felipe Ángeles.

Asimismo, se presentó el avance que tiene la construcción de la unidad habitacional para militares y sus familias, los cuales se realizan de manera paralela al desarrollo de las terminales civil y militar.

En esta ocasión, el mandatario ya pudo observar la manera en que se construye la nueva terminal desde lo que serán las salas de espera.

Fuente: La jornada